Almendro

Nuestra flora | José Pérez Dávila

El almendro
Pérez Dávila | Nuestra flora

 

Familia: Rosáceas.

Nombre científico:  Prunus dulcis (Mill.) D.A.Webb. (Almendro, almendrero, almendral, almendara, arzollo, amanda, arbendol).

Se le conoce con varios nombres científicos como Prunus dulcis, Prunus amygdalus, Prunus communis o Amygdalus comunis.

Dioscórides y Teofrasto lo llaman amygdalos. Los sirios lo llamaban ah-mygdala que significa árbol hermoso. En Libia, la ciudad de Mygdale significa “tierra de almendras”; más tarde los griegos le llamaron amydalai y los romanos amygdalusPrunus es el nombre latino del ciruelo silvestre, y dulcis por su fruto.

Algunos botánicos, entre ellos Linneo, han pretendido que sea considerado como un género aparte del Prunus, por la peculiaridad de su fruto, y ha propuesto que se le asignara el género Amygdalus. De ahí la variedad de nombres científicos antes citados.

En el lenguaje de los árboles significa ligereza.

 

Almendro en Morón

 

Origen: Montañas de Asia Central, pero fue cultivado desde muy antiguo en Persia y Mesopotamia.

Descripción: Árbol de tamaño variable de hasta 5 m de altura, dependiendo de la variedad y el medio, con tallo gris, que va oscureciéndose con la edad. Sus raíces se desarrollan ampliamente y con profundidad. Hoja caduca, alternas, lanceolada, de color verde oscuro, con borde dentado y con glándulas en su base. Flor hermafrodita, solitaria o en grupos de 2 o 4, pentámera, blanca o rosada, con muchos estambres libres, junto a la base del pistilo se encuentran los nectarios, por lo que es muy apreciado de las abejas, que son las que se ocupan de su polinización. Fruto en drupa elipsoidal.

Por su floración temprana desde finales de diciembre lo hace muy vulnerable a las heladas tardías.

A veces se utiliza en parques y jardines el Prunus triloba Lindl., “almendro en flor”, por su bonita floración.

Es el primer árbol en florecer y suele durar muchos años.

Exigencias: Es un árbol poco exigente que necesita pocos cuidados. Aunque es una especie de zonas templadas, aguanta muy bien las zonas secas y suelos arenosos. Requiere un periodo de frío para acabar con su periodo de dormición, pero no soporta las heladas primaverales. Árbol típico mediterráneo, siendo este clima en el que se dan las mejores condiciones para su cultivo.

En la actualidad es uno de los árboles atacados por la enfermedad llamada “ébola del olivo”, que ha acabado ya con más de un millón de olivos en Italia y que se está extendiendo por toda Europa, habiendo aparecido ya en Mallorca y Alicante.

 

PUBLICIDAD

 

Usos: Su principal aprovechamiento es su fruto, la almendra, consumida como fruto seco, frita o tostada, utilizada sobre todo en repostería tradicional como turrones, mazapanes, tartas (tarta de Santiago), helados, horchata de almendra, marquesas, panellets, peladillas, garrapiñadas, bombones, leche de almendras y jarabes.

Las almendras son muy energéticas y ricas en proteínas; incluso contienen más que la carne y el huevo.

También se ha empleado en la cocina mediterránea en platos y salsas como sopa de almendras, pepitoria, sopa de ajo blanco, salsa romesco catalana etc.

El aceite de almendra se utiliza en cosmética y para tratar problemas de piel.

La leche de almendra debido a sus muchos nutrientes se ha usado en dietética.

La corteza y piel de la almendra se utiliza en alimentación animal.

La cáscara se emplea como fuente de energía, para la fabricación de tableros conglomerados, como abrasivo, pulverizada para falsificar la canela y para transformar en coñac los vinos blancos añejos.

La variedad de almendra amarga es utilizada en la industria farmacéutica para preparar el agua destilada de almendras amargas, que es usada como aromatizante y antiespasmódica en pequeñas dosis.

También se ha aprovechado su madera para chapas, ebanistería, tornería y combustible.

Como patrón de injerto, para los frutales de hueso, como los melocotoneros, ciruelos y albaricoqueros.

Como árbol ornamental es muy apreciado por su bonita floración temprana.

Por ser una planta rústica, que se da bien en terrenos marginales, tiene un valor ecológico muy importante.

Su floración anuncia la llegada de la primavera. El Instituto Geográfico Nacional registra la fecha de la aparición de sus flores en los diversos lugares de España para fijar la llegada de la primavera biológica.

 

Almendro-en-flor

 

Propiedades medicinales: Desde muy antiguo se ha utilizado como antitusígeno, laxante, hipotensor, reconstituyente, depurativo, antiséptico intestinal, regenerador del sistema nervioso, emoliente, hepatoprotector, antiinflamatorio, cicatrizante, antiespasmódico y que ayuda a la producción de leche en las madres lactantes.

Dioscórides nos cuenta que comer almendras alivia el dolor, relaja el vientre, provoca el sueño y la orina; y con vino, ayuda a evacuar las piedras y mejora las dificultades de orinar.

Laguna nos dice que «las almendras dulces siempre tienen algo de las amargas y su aceite relaja el vientre y es también muy útil para el dolor de costado y el de riñones».

Ayudan a reducir el colesterol por su contenido de ácido oleico. También ayuda a prevenir problemas cardíacos y mejora la circulación sanguínea.

Protegen las mucosas, es un alimento perfecto para diabéticos, alivia la cistitis y cálculos renales.

Con la leche y aceite de almendras se preparan cremas y linimentos para tratamientos dermatológicos, para combatir la dermatitis o psoriasis, quemaduras, suavizan la piel y mezclado con leche se consideró como antídoto al arsénico.
 

PUBLICIDAD

 

La leche de almendra combate la fiebre y es pectoral.

En medicina se utiliza principalmente la variedad amarga y su aceite.

Hay que tener cuidado con las almendras amargas ya que contienen ácido cianhídrico, por lo que es muy tóxica, pudiendo producir la muerte en niños. En adultos produce los siguientes síntomas: nauseas, vómitos, problemas respiratorios, asfixia e incluso la muerte con solo veinte almendras.

Por su contenido de vitamina E protege del cáncer y la diabetes.

Hay que quitar a las almendras su cutícula externa que puede provocar irritación intestinal.

La goma que exudan los almendros se ha usado como astringente.

Actualmente ha dado buenos resultados en el tratamiento de irritación intestinas, cistitis, cálculos renales y contra la tos. Es ligeramente laxante, las amargas son antiespasmódicas pero como se ha indicado no se debe usar en medicina casera por su toxicidad.

 

PUBLICIDAD

 

Componentes: Las almendras contienen caseína, proteínas y casi nada de hidratos de carbono, por lo que es muy indicado para la alimentación de diabéticos.

Las almendras amargas y las dulces verdes (almendrucos) contienen el heterópsido amigdalina que al descomponerse libera ácido cianhídrico muy venenoso.

Contiene ácidos monoinsaturados como el ácido oleico y linoléico, arginina, vitamina A, B1, B2, B5, B6 y E, ácido fólico, emulsina, glucosidasa, campestrol y mucilagos.

Historia: Se cultivaba en Persia y Mesopotamia entre 5000 a 4000 a.C. En España se hace desde hace 2000 años, introducido por fenicios y romanos (sobre todo en las zonas costeras) y más tarde por los árabes. Los frailes españoles la llevaron a California en América.

Existe constancia escrita de que se cultivó antes del 350 a.C.

Conocido desde la antigüedad, descrito por Teofrasto (370 a.C-287 a.C.) y Dioscórides (siglo I).

Es nombrado varias veces en el Antiguo Testamento como uno de los árboles de Canaán. También se cita en el capítulo XLII, versículo 11, donde se cuenta que fue una de las semillas que llevaron a Egipto los hijos de Jacob; también se cita en el Éxodo, capítulo XII, versículo 5.

Según Plinio, los romanos consideraban más sanas las almendras amargas que las dulces. Algo curioso, ya que como se ha indicado son tóxicas.

 

PUBLICIDAD

 

Los romanos Plinio, Teofrasto y Marcial explicaban un procedimiento para cambiar los almendros amargos en dulces, descalzándose el pie del árbol en todo su alrededor y eliminando toda la savia de sus heridas que se regaba con agua caliente durante ocho días. Esta costumbre se mantuvo hasta el siglo XVII.

Los romanos lo llamaron “nuez griega” quizás por su origen oriental.

Se utilizaba una horchata contra la tos, con almendras dulces, azúcar y almendras amargas. Hoy se advierte que las almendras amargas contienen ácido cianhídrico (HC) que es tóxico.

La mayor producción de almendra se da en California y en la cuenca mediterránea.

Gaspar Melchor de Jovellanos durante su destierro en Mallorca describió así su floración: «Y apenas los sembrados empiezan a tender sobre los campos su rica vestimenta, cuando el almendro, interrumpiendo el sueño de la naturaleza, asoma atrevido a desafiar al diciembre; remeda a lo lejos sus nieves, cubriéndose de blanquísimos copos de flores, adorna de cerca, con un numero increíble de grandes y espesos ramilletes, la hermosa y variada campiña; y jugando, por así, decirlo, con el orden de las estaciones, brilla y campea sobre ella anunciando por todas partes la madrugada de la primavera».

 

PRUNUS-AMIGDALUS-Almendro-Alameda-2017-2-16-(1)
 

Leyendas y tradiciones: Cuenta una leyenda que cuando Adán y Eva fueron expulsados del Paraíso, el ángel se apiadó de ellos y colocó unos copos de nieve en un árbol desnudo, que al momento se transformaron en las flores del almendro.

Pausanias, geógrafo e historiador griego, nos presenta esta leyenda sobre el origen del almendro: «En un sueño, Zeus dejo caer a tierra su simiente y al contacto con la roca Agda, nació un ser hermafrodita, Agdisti. Los demás dioses sintieron envidia y lo castraron; al contacto con el suelo, de su miembro masculino nació el almendro».

Se creía que las almendras amargas evitaban la embriaguez, que mataban a los zorros y, según Andrés de Laguna, también eliminaban las lombrices intestinales.

La almendra mística aparece en la mitología y esoterismo asiático como la espiritualidad de las doctrinas.

Los antiguos ritos de Atis cuentan que este nació de una almendra que había puesto su madre Nama en su regazo, y fue amado por Cibeles, madre de los dioses. Posteriormente Rea se enamoró de Atis y le proclamó sacerdote, pero como le fue infiel lo castró y convirtió en un almendro.

Las fiestas de Atis se celebraban en Roma en el mes de marzo y los sacerdotes galoideos se castraban voluntariamente.

 

PUBLICIDAD

 

Después de la destrucción de Troya, Demofonte llegó a las playas de Tracia, junto al mar Negro, tras una tempestad. Allí fue recogido por Filide, hija del rey de Tracia. Pronto se enamoraron, pero él tuvo que continuar su viaje hacia Atenas, prometiendo volver pronto. Como pasara el tiempo y no volvía, ella se suicidó. Los dioses la convirtieron en un hermoso almendro que pronto se secó. Cuando regresó Demofonte y se enteró de lo ocurrido se abrazó al tronco del árbol que, al sentirlo y como demostración de felicidad, se cubrió de muchas flores.

Símbolo de la vara de Aarón, que floreció en una noche y dio como fruto una almendra.

Los brujos usaban las almendras como sustitutas de los testículos en los hechizos del “nudo de la agujeta” y también para favorecer la fecundidad de mujeres estériles.

Los campesinos usaban sus flores como medio para predecir el tiempo meteorológico.

Para el cristianismo tiene varios símbolos: representa la pureza de la Virgen María, al mismo Jesucristo y también a los Santos dentro de la almendra mística, dividida en tres líneas que simbolizan la trinidad.

Para Adam de Saint Víctor, la almendra era el misterio de la luz y el secreto oculto de la iconografía cristiana medieval.

Localización: En Morón se encuentran almendros en varios parques públicos como la Huerta del Hospital, Lazareto y delante del Centro de Especialidades del SAS de la Alameda.

 

José Pérez Dávila.

 

PUBLICIDAD

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *