Antonio de la Rosa

Premio Candil de Oro del Flamenco 2015

Premios-candil-2015-4.1

 

El Premio Candil de Oro de Flamenco 2015 distingue, en esta ocasión, a Antonio Gallardo Gallego, El Niño Rosa.

Antonio nació un mes marzo de 1922, en Morón de la Frontera. Su voz cuenta, por tanto, 93 años. No hay pliegue en su cante que no escriba la historia de este pueblo, ni quejío suyo que no resuma y eternice el flamenco de esta tierra sufridora, que tantas veces cayó bajo la desdicha y tantas otras trató de alzarse.

El Niño Rosa nació escuchando a grandes como Silverio, El Fillo, La Andonda y Gallardo. En ventorrillos y chamizos creció como cantaor alternando con arrieros, carreteros y jornaleros. Pasó por Zaragoza, cosas del servicio militar, y también en Madrid su voz buscó un lugar. Pero siempre volvió su cante a Morón. Él formó parte de aquella época ilustre, en la que algunos de los nombres más grandes pararon en Esparteros, atraídos por Donn Pohren y los entusiastas norteamericanos: Antonio Mairena, Perrate, Fernanda y Bernarda, Juan Talega, por supuesto Diego y también él, el cantaor payo, El Niño Rosa.

 

PUBLICIDAD

 

“Lo poco que yo sé lo he aprendido de la gente del pueblo… porque se cantaba en las tabernas, en las ventas, en las vereas… Mi único maestro y antecedente en el cante ha sido el pueblo”, ha reconocido Antonio Gallardo en alguna ocasión y, tal vez por eso, en su voz se arremolina el polvo que levanta la gente por estos caminos.

Entre otros muchos, El Niño Rosa ha cantado con Dani de Morón a la guitarra y, también, con Manolo Paradas, ambos amantes de la sabiduría flamenca y el cante del maestro. Y, precisamente, va a entregar el merecidísimo galardón Domi Serralbo, hijo de Manolo Paradas, guitarrista, gran amigo del cantaor y productor de sus últimos discos; trabajos que se han grabado en  el propio estudio de Domi, ecos que, sin duda, sonarán en la posteridad.

 

Premios-candil-2015-4

 

Así pues, Premio Candil de Oro del Flamenco 2015 a… ANTONIO GALLARDO GALLEGO, EL NIÑO ROSA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *