«Lo que no se comunica no existe»
Gabriel García Márquez

Caña

Nuestra flora | José Pérez Dávila

 Arundo donax L.

Nombre común: caña.

Familia: Gramíneas.

Su nombre arundo es el nombre latino, que viene del céltico “aru”, agua por crecer al borde del agua, o de “arundo” cañizo y encañizada. Donax del griego, de una especie de caña, sinónimo de arundo.  En el lenguaje de las flores un cañaveral significa “música”, la caña verde “cortesía” y la caña seca “indiscreción”.

Existen dos especies en la Península y Baleares.

Origen: Se cree que es originaria de Asia y ha colonizado todo el Mediterráneo, el norte de África y América.

Descripción: Hierba perenne o subarbusto de hasta 5 m de altura con un rizoma reptante tuberoso. Tallos leñosos, gruesos y huecos. Hojas lanceoladas anchas y largas de 5 a 7 cm de ancho con dos orejetas en la base del limbo que envuelven el tallo. Flores en una gran panícula de espiguillas violáceas con 2 a 5 flores con glumas.

Es la mayor gramínea de Europa. Se suele reproducir solo de forma vegetativa. Se distingue de la caña de bambú en que de cada nudo sale una sola hoja que envuelve el tallo. Florece en verano y otoño.

Exigencia: Se la considera la planta invasora más peligrosa del mundo ya que invade muchos terrenos rápidamente y son muy difíciles de eliminar por ello incluso está prohibido plantarlas por ley en algunas Comunidades Autónomas, suelen vivir en humedales de aguas tanto permanentes como estacionales.

Sus rizomas subterráneos se extienden a veces por varios kilómetros. Esta sirve de refugio a muchos animales, ya que los cañaverales presentan una vegetación muy densa que permite anidar y dormir a muchas aves, reptiles, insectos y pequeños mamíferos.

Es la planta junto al bambú que más biomasa produce en menos tiempo por lo que sí se utiliza industrialmente siendo su rendimiento el máximo.


Usos: Las cañas se utilizan en las huertas como soporte de los cultivos de tomates, judías, etc. También se colocan los higos sobre cañizos a secar.

Los cañizos se emplearon hace algún tiempo como camas para la cría del gusano de seda.

Se han utilizado para fabricar pasta celulósica en la fabricación de papel. Se han fabricado esteras, celosías, cielos rasos, tejados y tabiques en las casas de adobe.

De caña se fabrican las lengüetas de instrumentos musicales de viento como son el clarinete, saxofón, aloe, fagot y otros. Instrumentos musicales como las gaitas, flautines, dulzainas, carracas, la castalleta de Murcia y otros.

Las barracas valencianas y murcianas tienen los tejados de caña cubiertos de eneas o juncos.

En la Mancha también se colocan en los tejados y sobre ellos las tejas árabes de barro cocido.

Las tradicionales escobas tenían el palo de caña y el resto de palmito.

Las típicas cañas de pescar conocidas como cañas valencianas se hacían con sus tallos.

El pueblo gitano en el Levante fabricaba cestas tradicionales con cañas, para su fabricación se la suele utilizar junto con mimbre, varas de olivo, de sabina y de membrillo.

Los brotes tiernos han sido consumidos en algunas épocas de escasez, aunque son algo amargos. Se han hecho canutos rústicos para guardar pequeños objetos cortando la caña por debajo de dos nudos y tapándolo con un tapón de corcho.

En las matanzas familiares de cerdo se empleaba para quemar los pelos del mismo y después para colgar los productos de la matanza como chorizos, salchichones etc.

En varias regiones se han utilizado como molde para la elaboración de algunos dulces: como los “gajorros” en Carcabuey (Córdoba), los “canutos” en Campo de Calatrava (Ciudad Real), “barquillos” en Castilla la Mancha o “los rizos” en Monfragüe.

Se ha usado para fabricar utensilios como por ejemplo sacar el vino de los barriles, también para colocar una pequeña caña en el tapón de las botellas de vino y así beber “a caño”.

Empleada como caño en las fuentes, como utensilios de caza: soportes para la liga, palos para redes en pantalla, reclamos, flechas etc.

Jeringas de uso veterinario, dedales, agujas bastas, canutos para madejas de hilo o lana, plumas para escribir o dibujar, pipas de fumar, cerbatanas para lanzar huesos de algunos frutos, etc.

Juguetes, como pipas para soplar y mantener en el aire las agallas de robles, espadas de caña, cometas, molinillos de viento, jaulas, barquitos, pequeñas ballestas, etc.

Usada como pértiga, los niños podían saltar de una orilla a otra de los ríos.

Los silbatos usados por las murgas en Carnaval, estaban fabricados con un trozo de caña y papel de fumar. Incluso se utilizó como instrumento de tortura clavando leznas de la caña cortada en las uñas u otras partes del cuerpo.

Persianas y cortinas fabricadas con trocitos pequeños de caña enganchados con alambre, como molde para la fabricación de velas, canastas de garrafas y antiguamente colmenas.

Propiedades medicinales: El hongo Sporotrychum puede vivir entre las cañas almacenadas y provocar alergias a las personas, con picor en la piel y escozor en los ojos (enfermedad de los cañaveros).

El rizoma se usó antiguamente en cocimiento como lactífugo, que retira la leche a mujeres lactantes, y diurético. En la medicina popular se usó para evitar la caída del cabello.

En Mallorca se empleaban discos muy blandos y estériles para curar pequeñas heridas.

Por contener alcaloides indólicos, tienen una acción parecida al curare por lo que pueden provocar hipotensión y depresión respiratoria.

También se ha utilizado como antiinflamatoria. En Castellón como desintoxicante, antinefrítica, hemostática y antihemorrágico. Friendo las raíces, el emplasto como antihemorroidal.

En Almería se usó para calmar el dolor de muelas y en Murcia para curar las llagas de la boca.

En algunas zonas de Cataluña se toma la infusión de sus hojas para depurar la sangre.

En Albacete con el cocimiento de sus hojas  para problemas de próstata y curar los riñones.

En el Pirineo Catalán para hemorragias uterinas y aliviar los dolores menstruales.

En Murcia se usó el rizoma como antidiabético.

En Aragón se empleaba para entablillar huesos rotos tanto de personas como de animales, atándolo con cuerdas y agregando pez liquida.

Como uso veterinario, en alguna región, se les daba a los animales las hojas de caña como antidiarreico.


Componentes: Sílice en las cañas.

Alcaloides indolicos: gramina, donaxina, donaxarina y bufotenidina.

El rizoma contiene: sacarosa, aceite esencial, sales minerales (sílice, calcio y potasio), alcaloides (N, N-dimetiltriptamina), 5-metoxi-n-metiltriptamina, dihodrobufotenina, bufotenina y donaxina.

Historia: En el antiguo Israel se utilizó para medir, Ezequiel 40,3-6; 42,16-18; Apocalipsis 11, 1; 21, 15; igualmente para fabricar instrumentos de escritura, Juan 1, 13; Jeremías 36,23; y bastones Mateo 27,29 y Marcos 15,19

Los egipcios la utilizaron en los huertos, para fijar terrenos, como cercas y cortavientos.

Los antiguos griegos utilizaban las cañas para fabricar instrumentos musicales de viento.

Teofrasto, nos cuenta el proceso de fabricación de los instrumentos musicales, indicando en que mes habría que cortar las cañas, así como el tiempo que tendrían que estar secándose (dos años por lo menos) y las medidas que deberían tener (dos palmos). Deberían ser de la parte media de la caña. De ahí derivan los clarinetes y gaitas europeas.

Leyendas y tradiciones: Se creía que llevando encima dos trozos de cañas de plantas diferentes, metidos uno dentro de otro, curaba las roturas de huesos y dislocaciones.

Las flautas de cañas se le atribuyen su origen al dios Pan que persiguió a la casta Siringe, desde el monte Liceo hasta el rio Ladón, donde ella se convirtió en caña. Como Pan no sabía cuál de ellas era, corto varias cañas y fabrico varis siringas (especie de flauta).

Se cree que, si se golpea a los animales domésticos con cañas, estos enferman y mueren.

Antiguamente se creía que, por crecer cerca de las corrientes de agua, ayudaba a orinar.

Sus cenizas mezcladas con vinagre se pensaban que evitaba la alopecia.

En Albacete los niños con tosferina llevaban colgada una caña con una lagartija viva dentro para curarse.

En Mallorca tienen la costumbre de adornar la fachada de la casa de la persona que cumpla 100 años con cañas verdes.

En Valencia existía la tradición de curar a los que sufrían de contracturas en la espalda, esto consistía en cortar cañas en Jueves o Viernes Santo, en forma de cruz longitudinalmente, el oficiante pasa tres  veces por debajo del arco que forman las cañas unidas por arriba mientras reza una plegaria, si las cañas no se mueven se trata de otra dolencia, pero mientras más vibren, más daño hay.

En la isla de Hierro había un dicho para predecir el tiempo que decía: “si las cañas florecían era un año malo y seco”.

En Mallorca se cree que golpeando treinta y tres veces con una caña un limonero o naranjo con plaga de gusanos, en Viernes Santo, estos desaparecen.

En muchos lugares de España se cree que con solo golpearlas con una caña se pueden matar las serpientes.

 

José Pérez Dávila.


 

La Web de Agenda Atalaya utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Acceda al enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies