Granado

Nuestra flora. Por José Pérez Dávila

  Familia: Litrácea. Nombre: Punica granatum L. Su nombre científico significa la manzana granulada de Cartago, por creer Linneo su origen cartaginés. Los romanos lo llamaron malum punicum, o sea, manzana (malum) y punicum por recibirlas del norte de África (Cartago y Túnez). Otros creen que viene de puniceus, que significa en latín, rojo, escarlata, por su […]

>> Leer más

Higuera

Nuestra flora. Por José Pérez Dávila

  Familia: moráceas. Nombre: Ficus carica L. (Higuera). Ficus es el nombre que los romanos daban a la higuera. Carica deriva de Caria, región de Asia menor cercana al mar Egeo donde, según Plinio el Viejo, se criaban las mejores higueras. Origen: se discute sobre su procedencia, se cree que de Arabia pasó a Siria y Asia menor. […]

>> Leer más

Adelfa

Nuestra flora. Por José Pérez Dávila

  Familia: Apocináceas. Nombre: Nerium oleander viene del griego nerion, que significa húmedo, por ser una planta que crece al borde del agua. Sin embargo, otros creen que viene de Nereus, dios del mar y padre de las Nereidas. Oleander por lo parecida de sus hojas a las del olivo. Origen: Mediterráneo y Asia Menor.     […]

>> Leer más

El ciprés común

Nuestra flora. Por José Pérez Dávila

  Familia: Cupresáceas.   Nombre: Cupressus deriva del griego Kypros, que significa Chipre, donde crece abundantemente. El de Sempervirens le viene por su longevidad, dado que llega a vivir 500 años.   Origen: Asia menor, Grecia y Chipre. Hoy está muy distribuido por toda la región mediterránea.   Descripción: árbol perennifolio que alcanza hasta 30 metros. Se […]

>> Leer más

El naranjo amargo o naranjo de Sevilla

Nuestra flora. Por José Pérez Dávila

Familia: Rutáceas. Nombre:  Citrus aurantium L. Nombre común: Naranjo amargo, naranjo de Sevilla. Del latín citrus, nombre romano del cidro o Citrus medical. Procede del griego kitrea: cidro. El nombre parece provenir de Egipto, donde se cultivaba el Cidro en el siglo XV a.C. Según San Isidoro de Sevilla el nombre viene del cedro, porque […]

>> Leer más

Algarrobo (Ceratonia siliqua L.)

Nuestra flora. Por José Pérez Dávila

  Familia: Cesalpiniaceas Nombre: Su nombre procede del griego tardío “keratonia”, que deriva del griego “keration”: media luna, por sus frutos en forma de cuerno. También deriva del griego “keras” = cuerno, por la forma y consistencia de su fruto. Su denominación específica de siliqua se lo puso el botánico Tournefort por su nombre latino. Linneo, […]

>> Leer más

Melia azedarach L.

Nuestra flora. Por José Pérez Dávila

  Familia: Meliáceas. Meliaceae. Conocido como árbol del paraíso, agrión, árbol santo, árbol de las cuentas, lila de Persia, sicómoro bastardo, mélia. Nombre: Del griego melía (fresno) y que deriva de una forma más antigua de raíz desconocida, por el cierto parecido de sus hojas con el fresno. El nombre de la especie le fue […]

>> Leer más

Gingko Biloba. Árbol de los escudos y las pagodas

Nuestra flora. Por José Pérez Dávila

  Familia: Ginkgoáceas. Ginkgoaceae. Origen: Se considera nativo del noroeste de China. Fue descubierto por los europeos en Japón en el año 690, y fue introducido en Holanda en el siglo XVIII. Características: Es un fósil viviente que apareció hace 210 millones de años y no ha cambiado, teniendo su mayor auge hace 180 millones de años en la época […]

>> Leer más