Del origen del topónimo «Pruna»

El-castillo-entre-nubes-002

 

Existen dos versiones con relación al origen del nombre de la localidad:

 

1.-Versión latina.

Según ésta la palabra Pruna procedería de la latina prunus que en castellano es ciruela.-Es cierto que en el término de Pruna existen y han existido, antes en mayor cantidad, ciruelos endrinos, prunus silvestre, por tanto podríamos dar por bueno este origen, pero veamos la siguiente versión.-

 

2.- Versión griega.

La palabra prunna en griego significa galeón o navío.

Juan Antonio Estrada en su obra Población general de España escrita en 1768 en el tomo primero, página 414, dice: «Su fundación es de griegos, año 740 a.C. La forma de su sitio, la roca de el castillo, es parecida a un galeón».

Por otro lado, Rodrigo Caro en su obra Antigüedades y Principado de Sevilla y su convento jurídico escrita en 1634, página 193, dice: «Pruna es voz puramente latina que quiere decir brasas de fuego y si la tomamos en plural querrá decir ciruelas, pero puede ser griega que en esta lengua significa navío.-El sitio que tuvo la villa y el castillo sobre un gran peñasco que corre de Oriente a Poniente a manera de vela de navío o galeón que visto desde lejos (por ejemplo desde el carril que va a los Nacimientos) parece navegar en un mar de pequeñas elevaciones del terreno».

 

Pruna 1

 

Vistas las dos versiones que cada cual elija la que más le guste. A mí en particular me parece más acertada la griega ya que su fundación  por los griegos se fundamenta en los siguientes hechos:

1.- La presencia de estos en esas fechas, siglo octavo antes de Cristo, por las costas del Mediterráneo donde fundaron ciudades con fines comerciales como Emporium (Ampurias), Abdera (Adra), etc. y el asentamiento en otras ya fundadas por los fenicios, Sexi (Almuñecar) y Malaca (Málaga) hicieron factible que pudieran adentrarse en el interior buscando cereales y otros productos.

2.- La existencia de una moneda donde en una cara figura la palabra Prunna en el centro de dos espigas de trigo cruzadas y en la otra la figura del héroe griego Hércules.
 

PUBLICIDAD
Clínica Dental Begoña Sevillano

 

Quizás los griegos contemplaron lo que yo pude fotografiar sobre las nueve y treinta del pasado día doce de marzo de 2013, la roca que sostiene El Castillo de Hierro navegando en un mar de nubes, es decir, EL GALEÓN QUE NAVEGA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *