El fuego de los cuerpos

Mirando al mar | Margarita Miranda

Margarita Miranda en Mirando al Mar

Casa-Paca-2
 

A solas con tu ausencia
desde un acantilado severo
donde el sol me retumba en los oídos,
escucho las sirenas
y recuerdo
que olvidé sujetarme al mástil de mi infancia
allá en el pueblo.

Por eso estoy aquí.
Por eso caigo
y no me brotan alas
que me hagan realizar el vuelo del deseo.

Quién pudiera
llegar hoy hasta a ti
bajando por las cuestas agrestes de la Peña
para hallarte
susurrando en mi cuello
una coplilla vieja
—roja como tu lengua—
en ese rinconcito
que tú y yo conocemos
desde el que celebramos el fuego de los cuerpos.

 
Margarita Miranda. Publicado en Facebook el 8 de junio de 2016.

 

PUBLICIDAD
Disal

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *