Entrevista a Carlos Azagra

 

¿De qué iban tus primeras historietas?

Azagra: La primera vez que me dio por dibujar fue viendo los Picapiedra, leyendo Mortadelo y Filemón… Pero vaya, la primera vez realmente que vi publicado algo mío fue en el instituto, un cartel sobre Antonio Machado. Mis primeras historietas eran más de ciencia-ficción que de otra cosa. Empecé en el colectivo ZETA de Zaragoza, un fanzine que hacíamos entre varios, y a dibujar cosas agitativas, carteles, etc. Fue gracias a José Antonio Labordeta, mi tutor en COU, que me dejé caer por Andalán, primer periódico de izquierdas donde empecé a dibujar profesionalmente, en 1975.
Yo quería haber sido cartero de correos, con moto y tal, pero como me metieron un juicio por escarnio a la religion –por poner a la Virgen del Pilar en bolas– con condena de 4 meses de cárcel y 10 años de inhabilitación, no me dejaron ser cartero, y me tuve que dedicar a esto de dibujar.
Antes existían multitud de revistas de humor gráfico canalla y macarrilla, tipo El Papus, Makoki, El Víbora… Echarás de menos todas estas publicaciones. ¿Por qué desaparecieron?

Azagra: Claro que se echa de menos esa época, pero porque también había unas ganas de leer, conocer y luchar. No sólo eran revistas de cómic, sino otras muchas: Bicicleta, Alfalfa, Triunfo… Afortunadamente quedan fanzines, pero ya no es lo mismo. Me imagino que esas cosas mueren porque la gente se hace mayor y deja de interesarse, se casan, se hipotecan y adiós muy buenas.
En tus historietas aparecen bandas punk, hc, ska, reggae, etc… ¿Qué estilo de música escuchas en tu casa?

Azagra: Oigo de todo. Ahora me ha dao por Led Zeppelin, pero vaya, cosas antiguas. Sobre todo música de películas, ska… Cada vez aguanto menos las mezclas, la música máquina y el flamenco.
Los de Tijuana in Blue te sacaron una canción. ¿Qué recuerdos guardas de grupos como Tijuana o La Polla Records?

Azagra: Cuando nos volvemos a ver es agradable contarse batallitas. La última vez que coincidimos el Evaristo (cantante de La Polla) y el Fermín (Muguruza) ¡¡acabámos hablando en la barra de pañales!! Muy padrazos nosotros…

 

¿Qué pasó con Pedro Pico y Pico Vena? ¿Se jubilaron?
Azagra: Se hicieron votaciones entre los lectores y salí mal parao. O sea que fuera PPPV. Digamos que mi “público” no está por eso de mandar cartas y votar, así que la abstención me jugó una mala pasada. Quién sabe, igual algún año vuelven. Eso sí, con menos pelos, más barriga y menos bebidos, que luego los ayatolás se quejan de que siempre están bebiendo.

 

¿Cómo surgió el legendario y polémico Partido de la Gente del Bar (P.G.B.) y qué fue de él?

Azagra: lo del PGB lo creamos sobre todo para cachondearnos, cansados de que en las manis anti OTAN todos fuesen con siglas. Nosotros creamos la nuestra para defender de paso la charla, la tertulia, las tapas y los bares como sitios de encuentro.
El origen matriz fue Santa Koloma de Gramenet, donde creamos un local social del PGB. A parte de bar ensayaban varios grupos locales de música, todo encuadrado en un plan de autoempleo juvenil de la Generalitat. Llegamos a sacar boletines, pegatas, conciertos… Ya luego la idea se explayó por toda la península…Torrejón de Ardoz, Huelva, Morón… Todo se quedó en el sueño de una noche de verano. La gente sólo pilló lo facilón del mensaje del PGB: ponerse hasta el culo. Pero la idea inicial era dinamizar actividades, no apalancarse con la litrona. Muchos “pies negros” que he visto, con la granada del PGB a la espalda, me han dado ganas de vomitar… Reconozco que mucha gente se ha refugiado en esa premisa para no hacer nada, pero ese no es mi problema.
Más tarde, dibujando para la Lletra A, se nos ocurrió cambiarlo por el de “lee y lucha” y cosas así. Pero que vaya, uno puede beber o no, como también puede luchar o no. En fin, en un bar de Madrid se fraguó el PSOE, en un bar y en cárceles se fraguó también la II República. Y es ese encanto por la cosa conspirativa, el atrayente de todos esos tugurios y bodegas. Desde ya hace varios años he dao un sentido más positivo a mis cómics, en el sentido de no beber tanto y hacer más, pero ¿dónde te vas a juntar para hablar? ¿en una iglesia? ¿en un cajero de la Caixa? Actualmente mucha gente -demasiada- me pide que revitalice el PGB, que lo ponga en marcha de nuevo, pero yo ya paso.
 
¿Cómo ves tu futuro en El Jueves? ¿Y fuera de él?

Azagra: Últimamente todo lo veo en precario, y fuera de El Jueves también. Me imagino que esto de las revistas irá muriendo con el tiempo. La gente para entretenerse tiene muchas fuentes y esto de comprar revistas ya es en sí una proeza. Quién sabe, nunca es tarde para atracar bancos.

Extracto de la entrevista realizada por www.lisergia.net a CARLOS AZAGRA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *