Entrevista con Murdo Ortiz

Artista plástico / Osuna

Murdo Ortiz

 

A Murdo, Marco Antonio Ortiz Delgado (Osuna, 1985), lo conocimos en 2008 por mediación del ilustrador y diseñador gráfico Fran Villena. Al observar su obra en algún sitio web nos dio pellizco. Ni corto ni perezoso nos citamos en los Jardines de la Carrera de Morón, llegó con su colega Víctor y una carpeta de trabajos firmados como Pintamonas bajo el brazo. Comenzó entonces una relación artística y cordial, una admiración por su obra que no tiene fin. No sabemos si Murdo es el novio que quieren todas las madres, pero sí damos fe de su mundo matiz, de su mundo cicatriz, de su capacidad creativa como artista polifacético y original.

 

Murdo Ortiz recibirá el premio Candil de Oro 2016 en la categoría Artes Escénicas el sábado 25 de junio en el Auditorio Corbones de La Puebla de Cazalla. La obra que mostramos en la cabecera de esta entrevista se titula Increíble Hulk llorando a mares, Lobezno flipando en colors & Iron Man guapeao. Tríptico, piezas de 69 x 48 cm. Técnica mixta sobre papel hecho a mano. 2016.

 

 

¿Cómo has crecido, cómo ha sido tu infancia y adolescencia? 

No me puedo quejar de nada, infancia he tenido la mejor, todo gracias a mis padres que me han facilitado el camino. La adolescencia fue un poco más difícil, como le pasa a todo el mundo, pero una de las cosas de las que estoy más orgulloso hoy es la educación que he recibido, gracias a la cual sé valorar lo que cuesta construir una familia y llevarla adelante.

 

¿Estudiaste Bellas Artes? ¿Qué hizo que te decantaras por esta rama?

Después de haber probado con varios trabajos y terminar bachillerato —ese sufrimiento y decepción personal— sentía la necesidad de estudiar el arte como oficio, ya que desde pequeño me gustó dibujar. Personas cercanas a mí en esos momentos me ayudaron a tomar la decisión y empecé en la Escuela de Artes de Sevilla estudiando Escultura. A partir de ahí empecé a sentirme realizado conmigo mismo.

 

Háblanos de tu expresión. ¿Es algo innato? 

Dicen que existe un lado del cerebro más desarrollado para cada cosa. No recuerdo ahora si es la izquierda o la derecha la que desarrolla la creatividad, pero estoy seguro de que esa el la mía. De todas formas puede venirme de familia, porque tanto mi padre como mi madre trabajan con las manos. Y por su puesto, a trabajar bien, he aprendido de mi padre.

 

Unicornio. Murdo Ortiz

 

¿Cuánto tiempo llevas en Graná y qué huella ha dejado esta ciudad en ti? 

Os recomiendo poder disfrutar de Granada cuando cambie la alcaldía. También os invito a conocer el conjunto de leyes cívicas que entraron en vigor el año pasado, cosa de pena, abusivas e incoherentes con la dinámica humana, sobre todo con el arte, y no hablo del graffiti. Existen muchos tipos de arte que se desempeñan en la calle por su naturaleza, es más, mi carrera requiere el uso de la calle, pero hoy por hoy realizarlo supondría la ruina económica. Y eso por culpa de la incultura mediática, porque no se le puede llamar de otra forma. Tengo amigos que sufren tales consecuencias.

Pero bueno, los granaínos son muy hospitalarios, buena gente, y con mucho arte como en cualquier otro rincón de Andalucía. Un lugar que recomiendo es el mirador de San Nicolás.

 

Dentro de poco viajas a Roma con una beca Erasmus. ¿Cuáles son tus expectativas en Italia?

Mi destino en realidad es Urbino, pero viajo a Roma para visitar primero la ciudad que he querido conocer desde pequeño, y estaré allí unos días. Mis expectativas son, por lo pronto, acoplarme y vivir una cultura nueva para poder comparar. Por supuesto disfrutar de la gastronomía y paisajes urbanos. A la vuelta os contaré la experiencia.

 

Osuna, Granada, Roma… ¿dónde te gustaría seguir aprendiendo?

En algún país con una cultura más primitiva, donde las leyes del mercado no hayan tenido cabida aún en el mundo del arte. Donde exista la creación en su esencia verdadera. Así aprendería otros valores alejados de lo académico. Queda tanto por aprender…

 

PUBLICIDAD
Paco de Amparo nuevo disco

 

Leo tus reflexiones en el blog. ¿Qué te inquieta o te angustia?

Angustiarme aún nada. Me inquietan las dudas sobre mi trabajo, sobre mi investigación personal dentro de la pintura. Me inquieta que mi trabajo tenga buen respaldo conceptual. Según Paco de Lucía, esas dudas e inquietudes te sorprenden al llegar un punto de tu vida en el que te ves viejo y todavía siguen ahí; eso pasa a llamarse angustia, e indudablemente se tiene que ver reflejado en tu obra, demostrando tu genio artístico. Y entiende lo de genio, que yo no me considero. Ya me cuesta considerarme artista…

Siempre he pensado que el arte no entiende de prepotencia, es más una necesidad humana de autorrealización. Como cualquier otra, ya pueda ser cantar mientras se tienden las sábanas. Es la intención del hecho artístico en sí y de qué manera la enfoquemos hacia el objeto, la que lo convierte en arte.

 

Entre todos los lenguajes que manejas, ¿con qué disciplina artística te sientes mejor?

Por supuesto con la pintura, por prestar la vivencia más directa con el material. Yo valoro mucho el arte como impulso creativo.

 

El año pasado pudimos disfrutar una exposición de tus trabajos en la muestra Artemercado, en la Plaza de Abastos de Morón. ¿Cómo valoras ese tipo de iniciativas?

Agradezco mucho que me invitaran. Lo mejor que me llevé fue la reunión con los buenos artistas y la buena gente del lugar, acompañados de una copita de vino de la tierra. La gente que organiza este tipo de eventos durante varios meses y luego están allí dando el cayo sin ningún ánimo de lucro tiene mucho mérito. Eso no esta pagao más que con la alegría del momento.

 

2016-Murdo
Feminazi barbuda en superguerrero con cuerpo de babosa y constelación de odio (recorte). Acrílico y esmalte sobre papel. 31 x 42 cm. 2016.

 

¿Trabajas teóricamente una obra antes de realizarla o te inclinas más por la espontaneidad? Háblanos de tu proceso creativo.

Creo una mancha atractiva para mis pupilas sobre un papel de buen gramaje, sea de un formato determinado u otro, y empiezo a convertirme en esa mancha; me divierto evocando a seres que salen de mi imaginación, cuidando siempre su estética y composición, su peso visual dentro del formato utilizado.

La mancha debe respirar para obtener vida propia, ya que estamos hablando de seres.

El primer golpe de vista debe generar un impacto visual. La mancha inicial, al igual que la caligrafía oriental, debe ser dinámica en su composición; y el gesto, sin duda, tiene también mucha importancia. Todo esto para que esa forma producida pueda pasear por nuestro subconsciente unos segundos hasta que el espectador descubra algo nuevo, ese monstruo pictórico que se convierte en algo verdadero.

Estos seres nacen por el azar de la mancha y empiezan a ser algo. En el momento mis emociones maduran ese algo con un poco de pincel, pluma o, a veces, lejía, rotuladores y un poco de color.

 

2015-Murdo-Guerra-mundial
“Guerra murdial”. Políptico, dimensiones variables, montaje 350 x 750 cm aprox. Técnica mixta sobre papel. ARTJAÉN 2015.

 

Engendros, monstruosidades… ¿por qué huyes de la normalidad, lo previsible, lo “agradable”? ¿Te cansa o aburre la sencillez de la cotidianidad?

Nunca me he sentido sujeto a la realidad objetiva de las cosas. Representar la realidad tal y como ya la vemos a diario es como mostrar al mundo un chicle masticado y sin sabor. Yo quiero apostar por lo feo, quiero crear monstruos pictóricos, y no solo por los personajes que represento: quiero que el cuadro sea un monstruo en sí.

La belleza es una elección. Si hablamos de decisiones incluso lo feo puede llegar a ser bello. Lo grotesco es bello; siendo el fruto de una elección personal, es algo verdadero. La belleza hoy no es más que el esplendor de lo verdadero.

Hay quien utiliza el cuadro como ventana escénica, y hay quien lo utiliza como objeto y fin en sí mismo. Desde hace varias décadas, la pintura y el hecho artístico es algo concreto, es un fin en sí mismo sin necesidad de tener que representar nada.

Paso de efectos especiales, y esto no es una excusa para lucirme técnicamente. Me interesa el concepto, y además quiero que esto me sirva para ser yo mismo dentro de un trabajo en el que disfruto. Quiero sincerarme conmigo y con esa constante que he sentido durante toda mi vida: los monstruos.

Saco de mi interior lo que pesa para que pese también sobre el mundo; proyecto mi energía de esta forma, no podría ser más sincero de otra manera, ni siquiera con estas palabras que no sirven de nada. Mis inquietudes y mi angustia siguen siendo las mismas, con o sin esta ristra de palabras una detrás de otra.

 

Murdo-escultura

 

También vemos obras tuyas sobre flamencos. ¿Qué te atrae de este mundo?

De ese mundo me atrae todo, pero esa serie de cuadros no forman parte de mi investigación personal, son simplemente encargos. Viva el flamenco y el rock andaluz.

 

¿Qué fue Pintamonas?

Es una marca y grupo artístico que formé con Victor Guillén (Olimpo), hace ya años, partiendo del graffiti, pero que luego nos abrió muchas puertas en el mundo del arte. Sobre todo nos ayudó a avanzar el doble en todos los aspectos, trabajo, creación, opiniones, diseños…

La unión hace la fuerza, pero la verdad es que desde el principio vimos que nuestros estilos funcionaban muy bien juntos. Sinceramente he tenido experiencias muy buenas pintando con é, y tengo una conexión muy difícil de encontrar con alguien. Hoy nuestros destinos han hecho que llevemos bastante tiempo sin trabajar juntos, pero bueno, también hay que formarse cada uno por su lado.

 

Un lugar: El Chorro y Jamaica.

Un libro: La Gran Rebelion, de Samael Aun Weor.

Un plato: Papas a lo pobre.

Un defecto: No haber estudiado ingeniería aeronáutica.

Una película: Miedo y asco en Las Vegas, dirigida por Terry Gilliam.

Una afición: Cantar por Silvio.

Una canción: Alameda’s blues de Smash.

Una bebida: Anís del mono.

Un recuerdo: De pequeño, mi biberón tenía una quemadura.

Una cita o verso: Más vale perdé a un amigo que no una tripa.

Un/a personaje: Goku.

Un sueño: Poder hacer que mis padres no trabajaran más.

 

www.murdortiz.com

 

Entrevista publicada en la revista Agenda Atalaya # 41 octubre 2010.

 

PUBLICIDAD
Siete Revueltas Rumbas y Sevillanas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *