Entrevista con Estrella Benavides y Fali Cruz

Compañía Al-Alba Teatro de Osuna

Entrevista con Estrella Benavides y Fali Cruz (Al-Alba Teatro)
Premio Candil de Oro en Artes Escénicas 2017

 

Fali Cruz (Sevilla, 1983) es actor y director de Al-Alba Teatro, la veterana compañía fundada en Osuna por Estrella Benavides (Osuna, 1945), incansable luchadora por la cultura y el teatro, recientemente reconocida con el premio Candil 2017 en la categoría Artes Escénicas.

La pionera de Al-Alba Teatro ha sido actriz en la serie Arrayán, en programas de televisión como Menuda Noche, El Gran Queo, y actualmente está rodando la película Jaulas, de Nicolás Pacheco.

 
Premios Candil de Oro 2017
 

Veinticuatro años ininterrumpidos de teatro tiene mucho mérito. ¿Qué motivaciones teníais al fundar la compañía Al-Alba Teatro en 1993?  

Estrella. Mi vocación teatral comienza desde muy pequeña; recuerdo que ya hacía algunos teatrillos y canciones, me encantaba la música, mi padre era músico y cantaba boleros, tangos de Carlos Gardel… Aprendí muchos de ellos, y aún sigo canturreándolos. Estuve casi 20 años en Sevilla y hacía teatro, cuando llegué a Osuna en 1992 eso no me podía faltar.

Fali. Comenzamos un grupo de chicos que pertenecíamos a la Banda Municipal y un grupo de chicas que cantaban en el coro de la Iglesia de la patrona. Los primeros ensayos fueron en el CEIP Rodríguez Marín. Fue poco a poco, después de nuestras primeras representaciones, cuando comenzamos a recibir apoyo por parte de los delegados de Cultura.

Estrella, ¿cómo nace su vocación por las artes escénicas?

Mi vocación nace desde dentro de mí ser, algo que no sé explicar.

Hasta hace unos años, Al-Alba ha sido un grupo de teatro aficionado. ¿A qué se ha dedicado profesionalmente en todos esos años?

Mi profesión fue Técnico de Radiología y Enfermera de clínica.

 

Estrella-Benavides-de-Al-Alba-Teatro
Estrella Benavides, fundadora de Al-Alba Teatro.

¿Qué antecedentes teatrales hubo en Osuna antes de Al-Alba?

Estrella. No conocía ninguno. Vivía en Sevilla y me vine a mi pueblo cuando se abrió el Hospital Comarcal, que cambié mi plaza del Policlínico Virgen Macarena por la de una compañera.

Fali. Al-Alba no tuvo ninguna influencia de antecedentes teatrales que hubiera en Osuna. Creo haber escuchado comentarios de que alguna vez hubo un taller de teatro antes que nosotros, pero de poca duración, impartido por profesores de fuera de la localidad.

Por su trabajo continuo e ininterrumpido, Al-Alba Teatro puede ser una de las compañías decanas en nuestro territorio. ¿A qué se debe esa perseverancia? 

Estrella. La clave es el el amor tan grande que siento por el teatro, la música y el arte con mayúsculas de nuestra tierra andaluza.

Fali. Lo que caracteriza Al-Alba es que durante más de 20 años se ha dedicado a hacer un teatro para todos y desde todos, un teatro que nos haga personas más conscientes, más divertidas, más críticas, más sensibles, más autónomas. La utopía y sólo la utopía mantiene viva esta compañía, a esta familia, que apuesta por seguir caminando, citando y recitando, haciendo suyo el ejercicio de entregarse al trabajo siempre por amor a él.

¿Hubo algún momento en que se os pasara por la cabeza abandonar, tirar la toalla?

Alguna vez he pensado en abandonar, cuando hemos atravesado dificultades por falta de espacio, poco apoyo de las instituciones, compañeros que se cansaban de tanta precariedad, pero al momento se me pasaba para seguir luchando 

 

PUBLICIDAD
Mesón Leiva Bar Central ilustración de Patricio Hidalgo

 

¿Hay alguna razón reseñable en el origen del nombre de la compañía, Al Alba?

Estrella. Cuando se creó el grupo, los componentes eran jóvenes de doce, dieciséis o dieciocho años, quizá alguno un poco más mayor, y se dio libertad para que cada uno propusiese un nombre. Entre todas las propuesta se eligió Al-Alba Teatro.

Dice Alfonso Zurro que «hay dos asignaturas muy pendientes en nuestra cultura teatral. Una de ellas es la integración del teatro a la enseñanza primaria. Igual que se estudia Música, pues también Teatro. Y la otra es el teatro aficionado. En Inglaterra, Francia o Alemania son fundamentales. El teatro aficionado es el que te crea la pasión y te crea el público. En España solo hay una gran tradición de teatro aficionado en Cataluña». 

Fali. Estoy totalmente de acuerdo, y más si viene de un genio como Alfonso, uno de los profesores que más me aportó cuando estudiaba Arte Dramático. Además, considero que estamos en esa lucha. Siempre digo que el teatro tiene que ser una asignatura más de nuestra enseñanza obligatoria. Una de mis motivaciones de hacer teatro educativo son los niños. Si conseguimos llegarle al alma al pequeño espectador, cuando sea mayor querrá ir más al teatro.

¿Cómo es el público de Osuna?

Estrella. Muy buen público. Desde que empezamos hasta la fecha, nos sentimos muy queridos y respetados por los ursaonenses, y nos siguen muchísimas gentes de todas las edades.

Fali. La verdad que nos quiere mucho y es fiel a todos nuestros espectáculos, siempre sentimos su calor y su apoyo, y tenemos a muchos que nos siguen desde el principio, años tras años.

 

Espigas-y-Olivos-de-Al-Alba-Teatro
«Espigas y Olivos», de Estrella Benavides, inspirada en la poesía de García Lorca. Dirigida por Fali Cruz (2013).

 

¿Comulgáis con esta idea de Alain Émile Chartier?: “El teatro es como la misa; para sentir completamente sus efectos hay que ir frecuentemente”.

Fali. Creo que el espectador que va por primera vez al teatro puede sentir sus efectos completamente, claro que para ello hay que representar un buen trabajo. Y por supuesto, si acudes frecuentemente te enriquecerá más el alma. 

…tirando del carro desde 1993. ¿Qué olores, sonidos, vestuario, atrezo, qué atmósfera se encontraría una persona que se subiera en ese simbólico carro?

Estrella. Todos los que se han subido de verdad en nuestro carro y con vocación, han sentido tanta belleza e inquietudes sensacionales que es como percibir el olor del mar, el vuelo de los pájaros, los colores del arco iris.

Fali. Trajes romanos, lentejuelas y zapatos de claqué, trajes de flamenca y castañuelas, miriñaques, abanicos, pelucas de todas las formas y tamaños, mesas y sillas de épocas antiguas y modernas, canastos y alpacas, jarrones, telones pintados… y un sin fin de mundos diferentes creados para cada obra. Tanto en nuestra sede de Osuna como en la de Sevilla, no damos a basto para almacenar lo que supone tantos años de trayectoria.

Destacadnos, entre toda vuestra producción, cuatro obras fundamentales o imprescindibles para comprender lo que hoy es Al-Alba Teatro.

Espigas y Olivos, El Sueño de la razón, Yo soy tú y Lola Caracola, todas creaciones propias.

 

PUBLICIDAD
Soberbio La Puebla de Cazalla

 

En la segunda etapa de la compañía se suma a la dirección Alejandro Cruz Benavides, estudiante entonces de piano y Arte Dramático. ¿Qué supuso esta incorporación en la evolución del grupo?

Estrella. Nos aportó el mismo sentir mío. Siempre amó el teatro y la música desde el vientre de su madre que lo parió. Alejandro siempre nos da fuerzas y más vida, con esas manos que tiene al piano. Es un fenómeno de la naturaleza.

Fali. Siempre hemos crecido artísticamente en familia. Él también tiene mucho que ver con la trayectoria de la compañía. Aunque actualmente está más dedicado a su carrera como músico profesional, sigue creando música para nuestros espectáculos.

En una entrevista que publicamos en esta revista, el propio Alejandro Cruz nos dijo que el arte y el escenario nos ayuda a ser mejores personas. 

Estrella. Sí, lo lleva en la sangre, lo llevamos dentro

Fali. Creo que el arte es el reflejo de la sociedad en la que vivimos y como tal, debe valer no solo para entretener, sino también para aportar un granito de arena en la creación de una sociedad más justa. El teatro, en concreto, nos puede hacer reflexionar sobre las distintas realidades que vivimos, y ayuda a replantearnos cosas. Como artistas, trabajamos con nuestro cuerpo, con nuestras emociones, y para hacerlo hay que conocerse mucho a uno mismo y autoanalizarse constantemente. Por eso  coincido plenamente con mi hermano en que el teatro nos ayuda a ser mejores personas, personas más conscientes, más empáticas, más sensibles…

Los Talleres Municipales de Teatro de Osuna parecen gozar de muy buena salud, y cuentan con numeroso alumnado. ¿Dónde están las claves de este éxito?

Estrella. La perseverancia, el trato con los alumnos, el darles todo, la entrega total de nuestros actos.

Fali. Utilizar el teatro como herramienta valiosa para el desarrollo humano, la motivación personalizada que le transmitimos a cada alumno y la continuidad de tantos años.

 

Homenaje-a-un-hombre-de-Al-Alba-Teatro
«Homenaje a un Hombre», dirigida por Estrella Benavides, Fali Cruz y Alejandro Cruz, es una dramatización poética con textos de Federico García Lorca, Antonio Machado y Estrella Benavides, donde actores y bailaores escenifican una visión andaluza de Cristo como hombre.

 

El ámbito de acción de estos talleres no se circunscribe a Osuna, ¿no es así?

Estrella. Así es. Aquí vienen gentes de otros lugares, y además admitimos a toda clase de alumnos, desde los 7 años a los… Feos, guapos, chicas/os, personas con discapacidad, blancos, negros, azules… Porque nada malo puede haber en ser como uno es.

Fali. Al-Alba no solo tiene el taller de teatro en Osuna, con 70 alumnos aproximadamente entre niños, adolescentes y adultos. También impartimos talleres en otros municipios de la comarca como Casariche, Lora de Estepa, Aguadulce… y en Triana, Sevilla.

Si por Al-Alba han pasado más de cien componentes, muchos de los cuales se dedican hoy profesionalmente al teatro o la música ¿podemos considerar a la compañía una escuela no oficial de teatro?

Estrella. Claro que sí. Eso es una realidad.

Fali. Muchos de los componentes que han pasado por Al-Alba hoy en día son actores, músicos, cantantes o técnicos profesionales como, por ejemplo, Ángela Vega, María Castañeda, Esperanza Torrejón, Daniel Abad, Carlos Caballo, Tania Parejo…

Al Alba cuenta con dos espacios, en Osuna y en Sevilla.  

Fali. Sí, afortunadamente contamos con una sede donde almacenar la escenografía, el vestuario, etc. y el aula donde se da el Taller de Teatro gracias al Ayuntamiento de Osuna, que valora el trabajo que hacemos por la cultura de nuestro pueblo desde hace tantos años. Y en Sevilla contamos con LaSedede, espacio creativo situado en pleno centro de Sevilla. Una de sus fundadoras, Anabella Hernández, es nuestra socia en la actualidad. Allí tenemos nuestra oficina de producción y distribución; también ensayamos y almacenamos parte del material.

 

PUBLICIDAD

 

A partir de 2008, y con la dirección ahora de Fali Cruz Benavides, se produce un giro importante en Al-Alba. ¿Qué ha supuesto para vosotros el paso de compañía amateur a profesional?

Fali. Estudiando Arte Dramático conocí a la actriz argentina Anabella, y le propuse tirar del carro conmigo. Desde entonces y hasta la fecha llevamos una andadura llena de alegrías, papeleos, muchas horas de trabajo, ensayos, reuniones… Nos ha supuesto un gran esfuerzo, pero poco a poco vamos haciéndonos un hueco en el panorama profesional andaluz, entrando en circuitos de teatro de la Diputación de Sevilla; estrenando una de nuestras obras —El que no llora no mama— en el Teatro Quintero; haciendo tres exitosas temporadas de Lola Caracola en Sala Cero, y actuando en otros grandes teatros de Huelva, Cádiz, Córdoba y Almería. El paso de amateur a profesional nos ha supuesto, además de una implicación mayor por nuestra parte, una visibilidad y reconocimiento del trabajo que se ven reflejados en un público cada vez más amplio.

Estrella. ¡Qué decir de Fali! Soy su madre. Él es ahora mis pies y mis manos, ahora que ya voy madurando un poco. Madurar, porque el teatro no tiene edad.

Desde tiempo atrás, Estrella Benavides viene reivindicando la necesidad de un espacio escénico digno en Osuna. ¿Cómo está hoy la situación?

Estrella. Osuna es el único pueblo grande de la comarca que no tiene teatro. Yo ya no sé cómo pedirlo; lo he hecho con poemas, por seguiriyas, por soleá… Pero nunca es tarde si la dicha es buena; ahora, nuestra alcaldesa, ha anunciado públicamente que este año empezarán las obras del Teatro Álvarez Quintero, con una partida presupuestaria de 500.000 euros.

Fali. Ojalá no tengamos que esperar otros veinticuatro años para ver un Teatro digno en Osuna. Si en poco tiempo contáramos con él, podríamos organizar certámenes y traer otros espectáculos que requieren un buen espacio escénico.

Almazara Teatro utilizaba esta cita de Vittorio Gassman. “El teatro no se hace para contar las cosas, sino para cambiarlas”. ¿Puede realmente el teatro cambiar las cosas?

Fali. Claro, es nuestra filosofía, y creemos que el teatro tiene mucho que aportar a la sociedad. No es sólo un mero entretenimiento. Como decía Lorca: «No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro».

 

Yo-soy-tú-de-Al-Alba-Teatro
«Yo soy tú», creado e interpretado por Ángela Mesa y Fali Cruz, bajo la dirección de Queti Naranjo (2011).

 

¿Apoyan suficientemente las instituciones la cultura del teatro que nace en nuestros pueblos?

Fali. Apoyan, claro, quizá no lo suficiente. El apoyo va en proporción al lugar que se da al arte en general en esta sociedad, y lamentablemente no se tiene en cuenta el arte como pilar fundamental. En otros países como Alemania o Dinamarca, por ejemplo, un actor está igual de bien considerado que un abogado o un médico. En España estamos muy lejos de esto, y curiosamente las sociedades que valoran el arte están a la cabeza de la economía mundial y del nivel educativo y cultural. Eso no es coincidencia, creo yo. Pero es un trabajo de todos, no solo de las instituciones, dar al arte el lugar indispensable que debe tener en una sociedad.

A veces se ha definido vuestra personalidad dramatúrgica como teatro con sabor andaluz. ¿En qué consiste ese sabor?

Fali. Mi madre siempre fue una amante de nuestros poetas andaluces, sobre todo de la generación del 27. En los primeros años de vida de Al-Alba ella creaba, sobre todo, obras inspiradas en poemas andaluces con un claro sabor a nuestra tierra, a flamenco, a nuestras costumbres.

Desde hace siete años Al Alba está apostando por el Teatro Social-Educativo.

Fali. Sí, ahora tenemos 6 obras musicales para público familiar, con diferentes temáticas como son el cuidado de la naturaleza, la tradición oral, el absentismo escolar, el fomento a la lectura, el bullying, la deconstrucción de género, etc. En todas intentamos que niños y adultos se diviertan al ritmo de canciones, colores e interacción constante, con historias que fomentan valores como la amistad, el respeto y la diversidad. La respuesta está siendo muy positiva, tanto cuando vamos a salas para público familiar como cuando las representamos para colegios en campaña escolar.

 

PUBLICIDAD
Paco de Amparo nuevo disco

 

Con canciones, color e interacción constante con el público, uno de vuestros últimos montajes, Lolo Chirimbolo, trata el género. ¿Con qué enfoque?

Fali. Vivimos en una sociedad llena de estereotipos relacionados con el género que determinan las actitudes y aficiones que, supuestamente, corresponden diferencialmente a niñas y niños, dejando poca libertad para expresarse y elegir libremente quienes quieren ser desde edades muy tempranas. Con esta obra, la compañía pretende aportar su granito de arena invitando a desmontar estos clichés y a crear una sociedad más justa y libre, donde predomine la igualdad y la convivencia pacífica entre niños y niñas.

Este montaje llega precedido de Lola… Caracola. ¿Cómo se complementan ambos? ¿En qué se diferencian?

Fali: Lola Caracola es la historia de una niña extranjera, que acaba de llegar nueva a la ciudad y que sufre acoso escolar, porque es diferente a los demás niños. En este punto coincide con Lolo Chirimbolo, ya ambos sufren bullying e intentan por todos los medios ser como los demás. Ambos aprenden, en el transcurso de la obra, a quererse tal y como son, y hacen de su diferencia una ventaja.

Además de Al-Alba Teatro, ¿que otros trabajos realizáis de la profesión?

Fali. Trabajo como actor en programas de televisión como El Gran Queo o Menuda Noche, y recientemente he rodado algunos episodios para la serie EntreOlivos. He trabajado en varias películas, como Calla Forever, Honorio, tu obispo más cercano… También he trabajado para otras compañías profesionales como La María Teatro, Viento Sur,Titirimundi… Como músico soy showman en diferentes eventos y en el programa televisivo Fenómeno Fan. Mi compañera Anabella Hernández ha trabajado como actriz en cine, teatro y televisión. En Brujas, de Pilar Távora, Brigada de Fenómenos, Gran Queo, Síndrome Clown…

 

Las doce breves.

Un lugar:

Estrella: La Colegiata de Osuna. Y el mar.

Fali: Casariche y Cuba.

Un libro:

Estrella: El Poder del ahora.Una guía para la iluminación espiritual, de Eckhart Tolle (1997).

Fali: Ensayo sobre la ceguera de José Saramago (2001).

Un plato:

Estrella: Puchero con garbanzos y coles.

Fali: Huevo frito con patatas.

Un defecto:

Estrella: Carácter fuerte.

Fali: Cabezota.

 

PUBLICIDAD
Ángela Centro de Estética

 

Una película u obra de teatro.

-Estrella: Homenaje a un Hombre, de Al-Alba Teatro.

-Fali: Como agua para chocolate, dirigida por Alfonso Arau (1992).

Una afición.

Estrella: La poesía.

Fali: Viajar.

Una canción:

Estrella: No podría elegir una.

Fali: Dale con el corazón, anda ven y muévete.

Un deseo:

Estrella: Salud.

Fali: Que el amor y la salud me reine por encima de todo, y conseguir siempre ser feliz.

 

 

Un olor:

Estrella: Azahar,

Fali: Tierra mojada,

Un recuerdo:

Estrella: Mi madre.

Fali: Mi niñez.

Un verso, frase o cita:

Estrella: Y no son las rosas blancas, que ha nevado sobre ellas. Lorca.

Fali: Cuanto mayor sea el esfuerzo, mayor será la recompensa.

Un sueño:

Estrella: Ver rehabilitado nuestro teatro en Osuna, para todos los ursaonenses.

Fali: Que el teatro recupere su valor en esta sociedad como el que tuvo en otros tiempos, y llegue a formar parte de la educación de todas las personas, ya que educar no solo es enseñar Lengua, Matemáticas, Historia… Educar es templar el alma para la vida.

 

Al-Alba Teatro agradece el interés por sus espectáculos al nuevo público que crece y al que los sigue desde siempre. A cada uno de los miembros que fueron de la compañía, muchos de los cuales siguen asistiendo a sus representaciones. A sus alumnos, por su entrega y por colaborar en diferentes proyectos. A las diversas instituciones que año tras año contratan sus montajes. A su pueblo, Osuna. A todos los que nos prestan su ayuda en distintas disciplinas: actores, músicos, bailarines, escritores, técnicos, escenógrafos, autores, diseñadores, televisiones, radios, periódicos…, y a los nuevos componentes que hacen posible que Al-Alba siga viva, y siga tirando del carro.

www.alalbateatro.com

info@alalbateatro.com

 
Premios Candil de Oro 2017
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *