Entrevista con Mabel Lozano

Directora del documental «Chicas Nuevas 24 horas»

MABEL-L

Conocemos más de cerca la faceta como directora de Mabel Lozano con Chicas Nuevas 24 horas, su quinto largometraje, que abarca la problemática de la trata de mujeres y con el que busca una mayor concienciación social.

 

Entrevista de Isa García Morilla.

 

El próximo 11 de noviembre estará en La Puebla de Cazalla como directora del documental Chicas Nuevas 24 horas que será proyectado al alumnado de los institutos de la localidad. ¿Es esta quizás una de sus facetas menos conocidas para el público en general??

Por desgracia el público en general no ve documentales sino programas de entretenimiento, que están muy bien, pero no son compatibles con el cine documental. De ser así, esta faceta mía la conocerían desde hace diez años que escribí y dirigí mi primer largometraje documental, Voces contra la trata de Mujeres.

 

Su trayectoria ha sido bastante amplia como modelo, actriz y presentadora. Sin embargo usted decide estudiar cinematografía y, a partir de ahí, se posiciona detrás de una cámara dirigiendo documentales que afrontan la problemática de la trata de mujeres.

Hace diez años conocí de primera mano la esclavitud a través de Irina, una chica rusa vendida por su novio a un
club de alterne en España. A partir de ese momento la trata es un referente en mi filmografía. Pero también he abordado muchos otros temas relacionados con el mundo de la mujer, como la discapacidad, el cáncer de mama, la maternidad contemporánea, el empoderamiento de la mujer madura, etc. Chicas Nuevas 24 horas es mi quinto largometraje documental, además de siete cortos y varias campañas nacionales e internacionales de derechos humanos.

 

¿Se ha sentido alguna vez discriminada, maltratada o que la trataban como un objeto sexual a lo largo de su carrera profesional?

No, nunca, ese es un estereotipo unido a los papeles de chica guapa que interpretaba. Eso son prejuicios de los demás, como su caso al preguntarlo. En la vida real siempre me he sentido muy respetada, tanto como intérprete
como ahora como cineasta.

 

No quiero vivir en un mundo donde los seres humanos son comprados y vendidos como carne.

Mabel-2

 

Cuándo grabó su primer documental, Voces contra la trata de mujeres, y en la cercanía a esta situación ¿cómo le afectó personalmente?

Es difícil llevarte a casa el rostro de tantas mujeres y niñas que frente a nosotros son esclavas sexuales. Además con nuestras conductas fomentamos esta esclavitud. Yo no quiero vivir en un mundo donde los seres humanos son comprados y vendidos como carne, y es por esto que utilizo la herramienta del cine para denunciar una y otra vez esta violación de los derechos humanos.

 

Desde su primer trabajo hasta el actual que presenta en La Puebla de Cazalla con motivo del 25N, ¿cuál ha sido la evolución en el enfoque de filmación?

Estos últimos diez años no he parado de formarme como guionista y directora para seguir aprendiendo, seguir
creciendo como profesional. Mis trabajos tienen un sello claro de autoría, pero también son muy distintos.

 

¿Ha sido fácil encontrar a personas que hablaran abiertamente de la trata sin tener miedo?

Me avala el trabajo de una década abordando este delito sin hacer pornografía del sufrimiento humano. Al contrario, con todo el respeto que merecen las víctimas de un delito tan horrible como este. Las mujeres y niñas
son mi prioridad, y desde luego no las revictimizo.

 

¿A qué realidad nos acerca Chicas Nuevas 24 horas?

Es un largometraje documental muy distinto a todo lo que se ha realizado contra la trata. En primer lugar porque
está rodado en cinco países, Colombia, Argentina, Perú, Paraguay y España, países de donde son captadas
las mujeres, y el nuestro como uno de los más importantes de transito y destino. También porque pone el foco en lo lucrativa que es la compra y venta de seres humanos, el tercer negocio que más dinero genera en el mundo tras el tráfico de armas y el narcotráfico. Y por último porque es un proyecto multidisciplinar, con una web, una exposición itinerante de fotos realizada con los fotogramas del documental, y una novela basada en el testimonio de la niña menor del documental, Yandy con tan solo 15 años y víctima de trata para la explotación sexual.

 

En muchos casos, detrás de la prostitución hay trata, explotación sexual, abuso y violencia.

Mabel-3

 

España es el tercer país del mundo que más consume en explotación sexual.

España es el tercer país del mundo en consumo de sexo de pago. Aquí esto es de siempre, de toda la vida, por
eso es importante informar al consumidor de este tipo de servicios que, en muchos casos, detrás de la prostitución hay trata, explotación sexual, abuso y violencia.

 

¿Se hace todo lo posible desde los organismos públicos para combatir la explotación?

Desde las instituciones públicas hay que sensibilizar al cliente, e informarle de la realidad de lo que pasa en
nuestras calles, plazas y clubes. Frente a nosotros hay esclavitud, esclavitud extrema, y no se puede ser cómplice
de los «amos de vidas ajenas», de traficantes y proxenetas.

 

¿Qué opina sobre el reconocimiento de derechos laborales a quienes ejercen libremente la prostitución?

Yo no hablo de prostitución, hablo de trata, de explotación humana. Es un tema muy distinto.

 

¿En qué proyectos se encuentra involucrada en este momento?

Estoy montando el corte de Chicas Nuevas 24 horas específico para Perú, y lo voy a subtitular al quechua,
como ya lo he hecho antes con el guaraní para Paraguay. La idea es llevar la película a las zonas de donde
son captadas las niñas para que sepan decir no, un no rotundo a ese falso sueño migratorio que después se
convierte en una pesadilla.

 

Las doce breves:

Un lugar. Donde esté mi familia.

Un libro. Puta no soy, de Charo Izquierdo, basado en Chicas Nuevas 24 Horas.

Un plato. Alcachofas.

Un defecto. La impaciencia.

Una película. Demasiado Corazón, de Eduardo Campoy.

Una afición. El fútbol.

Una canción. Muchas canciones, mi vida está llena de música.

Un deseo. Vivir mañana también.

Una bebida. Vino tinto.

Un recuerdo. El nacimiento de mis niños.

Una cita. «La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días». Benjamin Franklin.

Un sueño. Abolir de verdad la esclavitud de los seres humanos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *