Entrevista con Paco de Amparo

«Alma de mi guitarra» es el título de su nuevo trabajo discográfico

Paco de Amparo Alma de mi guitarra

2017-BANNER-GAZPACHO800
 

Francisco Zambrana Torres (Morón de la Frontera, 1969), guitarrista gitano, conocido en el mundo flamenco con el nombre artístico de Paco de Amparo, pertenece a una familia con un largo linaje de guitarristas flamencos. Es sobrino nieto de Diego del Gastor, nieto de Luis Torres Cádiz, Joselero, y sobrino de Diego de Morón y Andorrano. Comparte sus comienzos como guitarrista con su primo Javier de la Chica. Más tarde, a la edad de 18 años, es su amigo Domi Serralbo —también guitarrista— quien lo invita a formar parte del cuadro flamenco de Manolo Paradas, cantaor flamenco de esta localidad, recorriendo Andalucía y parte de Francia.

Con su grupo Son de la Frontera emprende un camino que le lleva desde las raíces del flamenco de Morón de la Frontera hacia un flamenco universal. En 2004 presenta su proyecto en la Feria del Disco de la Habana (Cuba-Disco) y en el verano del mismo año se publica su primer disco Son de la Frontera (Nuevos Medios) que inmediatamente obtiene el reconocimiento unánime de la crítica especializada y el respeto del público aficionado.

En 2010, el Moroneando de SonAires de la Frontera supone una continuidad en la apuesta de Paco de Amparo por tributar impuestos artísticos al estilo de sus ancestros.

En mayo pasado Paco de Amparo presentó su nuevo trabajo discográfico, Alma de mi guitarra.

 

¿Cómo ves el panorama guitarrístico actual?

Pienso que la guitarra ha evolucionado mucho y en muy corto periodo de tiempo. Hoy se tiende a tocar con muchas prisas —casi todos en general—, abusando a veces de una técnica muy depurada que no lleva a ningún sitio; unas prisas carentes de un oleee a compás. Falta un poco de silencio y pellizco.

Es necesario evolucionar, pues la vida evoluciona y la música con ella, pero creo modestamente que hay que seguir mirando atrás, a los viejos maestros: Montoya, Sabicas, Niño Ricardo, los Moraos, los Parrillas, Diego del Gastor… para impregnarnos de un poquito de calma y conocimientos.

¿Qué espíritu tiene tu nuevo trabajo?

Tiene un espíritu más actual. Nada que ver con los trabajos que hice con algunos compañeros de profesión. Aquí expreso mi forma de sentir e interpretar mis propias ideas, mis inquietudes. De ahí el título.

 

Paco de Amparo nuevo disco

 

¿Cómo valoras la presentación del disco el pasado 16 de mayo en el Museo Cristina Hoyos de Sevilla?

Bastante buena. Acudieron muchos amigos músicos, como Juan Bermúdez o Juan Doblas, y aficionados de Morón y Sevilla; me sentí muy arropado y querido. También vino Carlos Tercero con tío Nano de Jerez y vientre el público a mi tío Juan del Gastor y a Luis Peña. Me dio mucha alegría verlos allí, y se subieron a dar
una pincelada cada uno. Ole. Lo pasamos bien.

¿Qué papel tiene Shimun Murk en esta edición?

Simón el Suizo es el productor de mis tres últimos trabajos: SonAires de la Frontera (2010), Flamencos
de Morón. Puro y Vivo (2012), y este Alma de mi Guitarra. Ahora me ha ofrecido la posibilidad de grabar con el grupo cubano La Familia en un nuevo proyecto que me hace bastante ilusión. Mi amigo Simón, con otros buenos amigos de Morón (Paco Pavía, Domi Serralbo y David El Galli), han hecho posible que este trabajo salga a la luz. Gracias, hermanos, por todo.

¿Dónde y cómo se ha grabado?

En el estudio de Domi Serralbo, en Morón de la Frontera, entre 2015 y 2017, muy pacientemente y con mucha armonía.

 

PUBLICIDAD
Ángela Centro de Estética
Fisioterapia Cantarranas 21 en Morón

 

Los tanguillos Sueños cumplidos tienen un claro antecedente en los Tanguillos de la Frontera que grabaste en 2007 con Son de la Frontera, ¿no es así?

Sí, tiene muchísimo que ver pues fue un tema que aporté en Son de la Frontera, donde no solo hacíamos la música del maestro Diego; también aportábamos modestamente algunas ideas, composiciones propias que se llevaban a cabo, como Bulería en Rama, Bulería del Amor y otras.

¿En qué consiste evolucionar sin negar las raíces?

Evolucionar no implica olvidar de dónde vienes. En la raíces es donde yo entrego la toalla. Y me haré viejo
tocando por mi tío-abuelo; un estilo de toque rancio como el de Diego te marca y guía para toda la vida. Lógicamente hay que evolucionar y como guitarrista tienes que mostrar tu propia forma de sentir y ejecutar el instrumento.

¿Cómo te gusta componer?

Realmente no sabría decirte… Cuando viene, viene solo, en cualquier momento. Mis fuentes son los viejos maestros, hay muchos en cualquier género. Me gusta mucho la música árabe y la hindú. Luego está siempre tu propia intuición musical.

 

Paco de Amparo

 

Los títulos de algunos toques parecen evocar algunas de tus primeras vivencias musicales.

Así es. Fue en Mi Barrio Pantanero donde empezó mi carrera, de la mano de Manolo Paradas; y en El Zaguán de mi Abuela escuchaba a mi tío Diego tocando casi a diario; por el Camino de la Peña subía para tocar con mi primo Javier de la Chica. Él siempre se ha preocupado por los más jovenes de la familia, atendiéndonos y compartiendo con nosotros sus conocimientos como guitarrista. Tenía que dedicarle sí o sí uno de mis temas a esta pedazo de persona, tan sana y tan de verdad. A Javier le debemos mucho algunos de lo que tocamos ahora en Morón. Lo quiero mucho y guardo los mejores recuerdos de aquellos años de niño…

En un collage de imágenes que acompaña el disco encontramos artistas y compañeros de camino.

Todos los artistas, a los que dedico cada uno de los temas de este trabajo, han confiado en mí y han contado conmigo en algún momento: Antonio CanalesManolo Paradas, Juana Amaya, Raimundo Amador, El
Galli, Rubio de Pruna, Son de la Frontera, Raimundo Amador, Martirio… Con todos he compartido éxitos y fatigas también. Compartimos el arte como forma de vida, y es muy gratificante recibir el apoyo y el cariño
de estos máquinas.

 

PUBLICIDAD
Gran Café Central

 

¿Qué le has pedido a los que han colaborado en este trabajo?

Pues a todos les dije que iba a grabar y que me gustaría que estuvieran ahí conmigo. No lo dudaron y a todos les doy las gracias por su generosidad y por compartir su talento en mi nuevo trabajo. A mi Rubio de Pruna le encomendé unas soleá por bulerías y se las rapó con gusto. Antonio Canales me cedió un estribillo muy flamenco, con humildad y cariño, para los tangos que canta mi amigo David el Gallo, quien me puso en contacto con algunos buenos músicos y al que debo mucho, por su gran ayuda y su pedazo de voz en mi trabajo.

A mi sobrino Israel Amaya, discípulo mío desde niño, le dije que me gustaría que lo escucharan y le propuse hacer unas bulerías gastoreñas, y ahí están. Durante una gira el verano pasado con el maestro Raimundo, se enteró de que estaba grabando y se ofreció con mucha humildad a tocar en este trabajo, lo que dice mucho de un genio; pensé que El Zaguán de mi Abuela (unas bulerías en Mi menor) eran geniales para su rollazo con las escalas bluseras. Se las mandé y vino a grabar con mucho gusto. Todo un honor contar con tantos amigos de arte, con Chechu Sierra, Miguel Cheyenne, etc. ¡Ole ustedes!

En pocas palabras, ¿cómo es el alma de tu guitarra?
Rítmica, salvaje, con mucha inquietud musical y siempre abierta a la búsqueda y el aprendizaje.

 

El disco está a la venta (10 €) en Casa Paca, Bar Pavía, Rayos X, Buggy, E.S. La Estación, Casa Loren; por internet (13,50 €) en deflamenco.com, amazon, y mediante descargas en plataformas digitales.

 

PUBLICIDAD

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *