Entrevista con Paco Moreno Gavilán

Autor del libro «La historia de Pruna contada con sencillez»

Moreno Gavil'an

 

Francisco Manuel Moreno Gavilán nació en Pruna en pleno verano del año 1950 y ha desarrollado su vida profesional, casi en su totalidad, en los centros educativos de su pueblo. Ha ejercido en el CEIP La Inmaculada como maestro, jefe de estudios y director, y en el IES Maestro José Zamudio como maestro y director impartiendo clases de historia. Actualmente se encuentra jubilado.
 

PUBLICIDAD
Bodega El Callejón en Morón

 

El tiempo libre del que dispone y toda la documentación recopilada durante sus años de enseñanza le han llevado a publicar su primer libro La historia de Pruna contada son sencillez, la historia de este pueblo desde la época griega hasta la celebración de la primera feria de la localidad. El libro se encuentra a la venta en el Ayuntamiento de este pueblo de la Sierra Sur, atalaya de Sevilla.

 

Entrevista de Manuel Barroso.

 

¿Cómo se le ocurrió la idea de escribir este libro y qué objetivo persigue?

Creí necesario poner por escrito los apuntes que a lo largo de mi dilatada labor pedagógica manejé en las clases de historia y pensé que la fórmula más idónea era escribir un libro. El objetivo es poner en manos de los profesionales de la enseñanza de los centros locales una herramienta útil para que los alumnos puedan conocer la historia de este nuestro milenario pueblo de Pruna. Un objetivo secundario, pero no por eso menos importante, y que se está cumpliendo con creces, es dar a los pruneños, de cualquier edad, la oportunidad de conocer la historia de su pueblo de forma amena y sencilla.

 

¿Por qué enfocarlo hacia los niños?

Por mi condición de maestro. Los niños suelen asimilar muy bien los conceptos históricos si se les transmiten de manera ágil y sencilla. Unos hechos contados con fechas y nombres, sin saber por qué han  ocurrido y si además se les exige que los memoricen, llegan a ser odiosos para ellos. Además, los niños llegan a sentirse protagonistas de los hechos narrados. Como anécdota, antiguos alumnos me han comentado que en mis clases ellos se sentían Alfonso XI, Isabel la Católica o Fernando VII.

Y porque no encontraremos mejor vehículo conductor que los niños, que cuando llegan a casa cuentan a su familia lo que les ha dicho el enseñante de la historia de su pueblo.

 

El libro persigue un claro objetivo: poner en mano de los profesionales de la enseñanza, y de los pruñenos en general, una herramienta útil para que los alumnos conozcan la historia de su pueblo de manera amena y sencilla.

Pruna_Postal_comepocos_03

 

Como profesor que ha sido, ¿están los niños de Pruna familiarizados con su historia?

Sí. Después de la presentación oficial del libro fui invitado por los centros escolares a presentarlo a los niños. El resultado fue espectacular. Muy interesados, haciendo preguntas y llevaban sus propios libros para que se los firmara. Muy ilusionante para mí.

 

¿Hasta qué punto la historia ha ido construyendo la Pruna actual?

Tenemos que tener en cuenta que han pasado, por este pueblo, las civilizaciones griegas, romanas y musulmanas y todas han dejado su regalo. De los griegos, los olivos, de los romanos, la romanización (lengua, leyes, religión, obras públicas, etc.) y de los musulmanes, dos emblemáticas construcciones, el castillo de Hierro y el acueducto de la Huerta del Chito. También es muy significativo el traslado de la población desde la falda del castillo hasta la actual ubicación al final de la dominación musulmana.

 

Esa situación fronteriza de Pruna entre el reino castellano y el reino nazarí, que menciona en el libro, ¿cómo afectó a la vida de los pruneños?

A esta pregunta quiero responder con otra que me hago a mí mismo, ¿puedo saber qué pensarían mis paisanos desde 1248, conquista del Reino de Sevilla por Fernando III el Santo, al sábado 4 de Junio 1407 cuando tiene lugar la conquista definitiva por el regente Juan II de Castilla, Fernando el de Antequera? Rotundamente, no. Hasta siete veces la alquería — aldea rural agrícola y ganadera— cambió de dueño. Ahora mora, ahora cristiana. Ahora nazarí, ahora castellana. Quizás esto marcó el carácter tolerante y respetuoso con el que recibimos a cualquier persona que quiere convivir con nosotros.

 

Todas las civilizaciones que han pasado por Pruna han ido dejando algo para construir el pueblo actual: los griego, los olivos; los romanos, la romanización; y los musulmanes, el Castillo de Hierro y el acueducto de la Huerta del Chito.

Pruna_Postal_comepocos_02

 

¿Cómo fue la relación de Pruna con su entorno en esta época en que su dominio era tan cambiante?

El hecho de ser tantos años un pueblo fronterizo entre el Reino de Castilla y el Reino de Granada, obligaba a los lugareños a estar en  alerta con disputas continuas con los vecinos por los robos de ganado, quema de cosechas, etc.

 

Si se pudiera encasillar el libro, está más cercano al cuento que a la novela, ¿se gestó ya pensando en este parámetro o conforme lo iba construyendo fue saliendo así?

En eso discrepo, La historia de Pruna contada con sencillez no es ni un cuento ni una novela. Todos los capítulos, salvo La leyenda del Sanguino, tienen al principio un apunte histórico que hace referencia a un hecho que realmente ha ocurrido, bien en Pruna, en Iberia, en Hispania, en Al-Ándalus, en Castilla o en España. ¿Por qué novelo la historia? Para hacerla más asequible a los niños, y a mis paisanos de todas las edades y nivel cultural. Desde antes de escribir el primer renglón ya estaba así concebida.

 

Deja bien claro en el libro que quien no conoce su historia, mal le irá y volverá a cometer los mismos errores del pasado. ¿Hasta qué punto hemos olvidado eso en la sociedad actual donde se agreden a personas por pensar diferente, recordando tiempos pretéritos?

Hoy que vemos llegar a Europa personas buscando una mejor vida o refugio y le ponemos tantos impedimentos para que se integren, nos olvidamos cuando en 1939 los españoles vencidos en la Guerra Civil tuvieron que refugiarse en Francia o cuando en los años sesenta miles de españoles marchaban a Centro Europa buscando el salario que no tenían aquí. Un ejemplo de convivencia pacífica fue Córdoba en la época califal donde tres culturas, musulmana, judía y cristiana vivían en armonía. Hoy Israel y Palestina no pueden convivir. ¡Aprended de la historia!

 

Todos los capítulos, salvo La leyenda del Sanguino, tienen al principio un apunte histórico que hace referencia a un hecho que realmente ha ocurrido,  bien en Pruna, en Iberia, en Hispania, en Al-Andalus, en Castilla o en España.

Castillo 1

 

Dos niños cristianos, uno judío y otro musulmán. Tolerancia, respeto y convivencia son los valores que se desprenden del libro, incluso en la propia historia se menciona mucho. ¿Por qué nos empeñamos en enfrentarnos entre nosotros mismos y destrozar esos valores? Los niños nos dan ahí siempre una lección.

Estos valores marcaron en mi mente una línea de acción al concebir el libro. En parte de la juventud estos están ausentes, peleas, ataques a personas de otras razas, abusos sexuales, etc. He querido dar un ejemplo con este libro de que siendo tolerantes y respetuosos con los demás se puede vivir en convivencia.

 

El libro está documentado gracias a una recopilación de datos guardados durante su etapa en la enseñanza y que empleaba en las clases.

 

Como escritor se permite ciertos anacronismos y licencias, como mencionar el Whatsapp en la inauguración de la primera feria de Pruna en 1913. ¿Por qué hace esto? ¿Para hacer más moderna la historia?

Me llama escritor y sólo me considero un comunicador de hechos históricos. Lo del WhatsApp fue una ocurrencia en el momento que escribía el capítulo de la primera Feria de Pruna y pensé que sería bien recibido por los niños, como ha ocurrido, ya que es conocido y utilizado por todos.

 

Dice en la introducción que el libro es un compendio de datos guardados en un cajón. ¿Cómo ha sido el proceso de recopilación de esa documentación?

El proceso de recopilación de datos ha sido a lo largo de mi vida profesional, guardando todo aquello que relacionado con Pruna llegaba a mis manos y que después utilizaba en clase. He logrado rodearme de buenos tratados de historia, crónicas de reyes, documentos de archivos históricos, periódicos antiguos, etc.

 

«He querido dar un ejemplo con este libro de que siendo tolerantes y respetuosos con los demás se puede vivir en convivencia».

 

Éste ha sido su primer libro, ¿tiene pensado continuar escribiendo sobre la historia de su pueblo y seguir completando este primer libro? 

De momento no, pero no descarto si logro material para escribir nuevos capítulos hacer una reedición.

Finalmente quiero agradecer al Ayuntamiento, al Colegio y al Instituto su colaboración que ha hecho posible la edición del libro, y a la Agenda Atalaya la publicación de esta entrevista. Gracias.

 

WEBPortada-La-historia-de-Pruna

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *