«Lo que no se comunica no existe»
Gabriel García Márquez

Éxito y profesionalidad en el Gazpacho

La noche del sábado 6 de julio, en Morón de la Frontera, se vestía de gala para disfrutar del Festival Flamenco Gazpacho Andaluz 2019, cuya celebración de esta edición rendía honor y homenaje a Silverio Franconetti.

La primera actuación de la noche nos regalaba la dulzura de la niñez y la profesionalidad de un adulto, ambas fusionadas en un niño de unos nueve años de edad y su guitarra: Iván González Lebrón, alumno de Paco El Leri, digno continuador del internacionalmente conocido toque de Morón.

Minutos después le llegaba el turno al joven Jesús Reyes Campos, ganador del VIII Concurso de Cante para jóvenes intérpretes Ciudad de Morón, acompañado por Juan Bermúdez a la guitarra y sus palmeros. Una bonita actuación que cerraba de manera especial, dedicando su último cante a todas las mujeres allí presentes y emocionando al público, foráneo y moronense, que llenaba la Plaza del Ayuntamiento.

Y cómo no, el baile flamenco estuvo presente por parte de la Escuela de Música y Danza de Morón de la Frontera, la que estuvo representada por un grupo de baile flamenco de jóvenes artistas.

Tras estas previas actuaciones daba comienzo el programa del Gazpacho 2019. Nada ni nadie mejor para abrir tal festival que Rancapino, más conocido como Rancapino Chico o Rancapino Hijo, quien debe su nombre a una peculiar costumbre que tenía de arrancar pinos cuando era niño. Un cantaor que levantó a todo el público allí presente, bien acompañado por la guitarra de Antonio Higuero, envolviéndonos en su música con su especial voz y creando un ambiente del que difícilmente se podía escapar.

Como Rancapino, la noche del 6 de julio el Gazpacho contó con otros grandes intérpretes: el jerezano Jesús Méndez acompañado de Pepe del Morao; el chiclanero Antonio Reyes con el toque de Manuel Parrilla, o el moronense Paco El Leri. Sin olvidar, por supuesto, a quien aportó elegancia y clase a través de su baile, Eva Yerbabuena, que sin duda la catalogamos como una de las mejores actuaciones de la noche. Tanto los cantaores que la acompañaron —Enrique El Extremeño, Miguel Ortega y Alfredo Tejada— como ella misma, hicieron brillar el escenario sobre el que actuaban.

La figura del histórico cantaor Silverio Franconetti, nacido en Sevilla y criado en Morón, fue reconocida en el 130º aniversario de su fallecimiento con la presencia en el escenario de un nutrido grupo de descendientes familiares.

El broche de oro llegó de la mano de Paco Delgado El Leri y su grupo acompañante. Morón se silenciaba para adentrarse en aquella atmósfera que Paco y su guitarra creaban. Anonadados una vez más por su gran profesionalidad, Morón y su gente le mostraba el cariño a él y su grupo mediante aplausos cargados de emoción. A pesar de haber arriesgado con una puesta en escena que recreaba un flamenco fusionado —donde se pudo escuchar el sonido de la cuerda percutida con la frotada— Morón, una vez más, le entregaba un enorme sí al Leri y su sonanta.

Sin duda, una gala totalmente cargada de emociones, en la que el flamenco se encargó de hacer vibrar los corazones de todos los allí presentes, dejando una grata estampa para el recuerdo bajo el Ayuntamiento de nuestro pueblo.

Aurora Molina.

Déjanos tu comentario

La Web de Agenda Atalaya utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Acceda al enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies