Gingko Biloba. Árbol de los escudos y las pagodas

Nuestra flora. Por José Pérez Dávila

Gingo

 

Familia: Ginkgoáceas. Ginkgoaceae.

Origen: Se considera nativo del noroeste de China. Fue descubierto por los europeos en Japón en el año 690, y fue introducido en Holanda en el siglo XVIII.

Características: Es un fósil viviente que apareció hace 210 millones de años y no ha cambiado, teniendo su mayor auge hace 180 millones de años en la época de los dinosaurios.

En China es sagrado y se planta en templos, por lo que es llamado árbol de las pagodas. Sus hojas fueron utilizadas como monedas.

Sus semillas se comen tostadas tras quitarles su mal olor.

Se usó en medicina pues se creía que curaba problemas de corazón y pulmones. Hoy se utiliza contra las trombosis, inflamaciones, alergias y asma. También mejora la circulación cerebral y evita los rechazos de los trasplantes.

Es el único árbol con semillas que se fecunda mediante gametos con capacidad natatoria, como los espermatozoides de los animales.

 

104-Gingo
Dos ejemplares en Morón, en el Parque Lazareto (izquierda) y en la Barriada El Rancho. Fotografías del autor.

 

20151103_Ginko-ante-ambulatorio
Gingko Biloba junto al Ambulatorio de la Alameda, en Morón. Foto del autor.

 

Nombre: «Gingko» es la pronunciación japonesa del nombre chino que significa árbol del abuelo y del nieto, por su longevidad, y «biloba» por la forma de su hoja bilobada. Los ingleses le llaman el árbol culantrillo por ser sus hojas parecidas al culantrillo del pozo. Los chinos le llamaron árbol de pie de pato por la forma de sus hojas.

Cultivo: Florece en primavera al tiempo que le aparecen las hojas. Hasta bien entrado el siglo XX se creía que era incapaz de vivir en estado silvestre, pero en 1916 el explorador americano F. Meyer lo encontró salvaje en un valle escondido de la China.

  • Existen árboles masculinos y femeninos, cultivándose preferentemente los masculinos ya que los femeninos dan muy mal olor, comparándolo incluso con el de la mofeta: una mezcla de queso podrido y mantequilla rancia debido al ácido butírico.
  • Aunque no lo parezca está emparentado con los pinos.

Símbolos y creencias: Es símbolo de permanencia, laboriosidad, paciencia y utilidad para el hombre. Los budistas la consideran planta sagrada, empleándola en templos y cementerios. Durante un tiempo se utilizaron sus hojas como monedas, lo que nos da una idea de lo venerado que era.
 

PUBLICIDAD

 

Características e historia: Ha sido plantado desde hace más de 2000 años. En la II Guerra Mundial una bomba atómica fue lanzada sobre Hiroshima y pocos meses después, en medio de toda la destrucción, volvió a aparecer el Ginkgo como primera señal de vida, ya que no le afecta la radiación, ni los insectos, ni las heladas ni sequías.

  • Se cree que es un fósil viviente de la época secundaria, o sea que ha vivido junto a los dinosaurios. Existía en la tierra hace 250 millones de años. Seguramente su supervivencia se debe en gran parte al pestilente olor de sus frutos, que le ha protegido de los animales. El hombre los come mezclados con arroz o setas, pero siempre después de cocidas que le quitan el olor.
  • Quizás también a su antigüedad se deba el que no existan parásitos que le ataquen, ya que probablemente sus enemigos naturales desaparecieron hace ya muchos años.
  • Está presente en el escudo de la Universidad de Tokio.

Propiedades: Ya hace 3000 años en el libro de medicina Pen Tsao Ching se recomendaba el Gingko para enfermedades del pulmón y corazón.

  • Suelen durar mucho tiempo incluso miles de años llegando a alcanzar dimensiones de hasta 13 m de perímetro.
  • Su fruto se ha empleado como alimento en China una vez tostada o cocida y también se ha empleado como detergente.
  • Se le atribuyen propiedades digestivas y contra las borracheras, así como para combatir los resfriados, asma, la incontinencia y las infecciones urinarias.
  • En Japón se venden sus semillas enlatadas para ser utilizadas en ciertos rituales como las bodas y fiestas.
  • Su hojas se han empleado una vez secas para colocarlas entre las páginas de los libros con el objeto de protegerlos de ataque de insectos ya que tienen propiedades insecticidas.
  • Su madera se emplea en ebanistería, en Japón para la ceremonia del te, y en China para fabricar mesas. De su corteza se extraen taninos usados como astringentes.
  • Sus semillas se han empleado como expectorante, vermífugo, sedante y para las enfermedades de la piel; la pulpa contra el asma y la tuberculosis.
  • Se emplea en los inicios de la enfermedad de Alzheimer.
  • Actualmente se emplea en farmacia como vasodilatador cerebral y periférico protector capilar, contra las varices, como estimulante sexual y contra las hemorroides. Es un poderoso antioxidante.
  • Mejora la memoria y la agudeza visual de los ancianos así como contra la demencia senil de los mismos, las pérdidas de memoria y la pérdida de audición debida a falta de riegos sanguíneos. En Alemania se consume diariamente para prevenir estos problemas. Se usa también contra la hipertensión arterial.
  • Composición: Contiene compuestos flavólicos como el ginkgetol e isoginkgetol y lactonas terpénicas (diterpenos), los ginkólidos.
  • El alcohol del Ginkgo (50 gr de ginkgo, 50 de cola de caballo y 50 gr de romero en ¾ de litro de bebida alcohólica) se aplica en las vértebras cervicales en dirección a las mandíbulas para mejorar la perdida de audición.

 

José Pérez Dávila. Ilustración del autor.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *