Añoranza de la cal

Mirando al mar | Margarita Miranda

Morón años 60

Premios Candil de Oro 2017
 

Queridos paisanos:

por motivos personales tuve que salir de Morón. Hace más de veinte años que vivo afincada en Palma de Mallorca. En realidad, por motivos laborales ando siempre viajando alrededor del mundo.

Ayer, en el centro mismo de Trafalgar Square, sentí un pellizco en el estómago. Quiero volver a mis raíces. Y mis raíces están en Morón. Y por eso os envío solicitudes de amistad. Espero que me aceptéis, para saber de vosotros en cualquier lugar del mundo.

Un abrazo.

 
Palma

 

Desde este rincón plácido
marcando la distancia del Poniente
se aparece en el fondo la patria de mi infancia:
el vendedor de cisco,
la tormenta en la Sierra mutilada,
el castillo en la loma,
y al final siempre tú,
pueblo del sur que llora mientras canta.

Memoria del destierro
es la añoranza de la cal.
Memoria de tus besos
camino de la Arcilla, entre dos cerros
que prometieron no irse de la lengua.
Para eso ya estábamos nosotros.

 
Margarita Miranda. Publicado en Facebook el 6 y 7 de junio de 2016.

 

Casa-Paca-2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *