«Lo que no se comunica no existe»
Gabriel García Márquez

Olmo

Nuestra flora. Por José Pérez Dávila

Familia: Ulmáceas

Nombre: Ulmus minor Miller. Los romanos lo nombraban Ulmus, aunque se cree que venga del céltico elm que significa amarillo, rojo anaranjado, por el color de su madera; y minor para diferenciarlo del Ulmus montana de hojas más grandes y mayor altura.

Origen: Europa y región mediterránea.

 

Olmo descripción y semilla Pérez Dávila

 

Descripción: Árbol caducifolio con tronco de corteza muy agrietada. Hojas dentadas, ásperas, y doblemente aserradas. Sus flores y su fruto en sámara aparecen y maduran antes de que aparezcan sus hojas. Sus hojas se caracterizan por ser asimétricas. También es apropiado por no dar fruto comestible —no pidas peras al olmo—, por su longevidad y su fácil reproducción.

Florece en primavera y fructifica en primavera y verano.

Exigencias: Tolera bien los suelos arcillosos y la presencia de otros vegetales, por lo que antiguamente se utilizaban como apoyo para la vid.

Usos: Sus cenizas, por su gran contenido de potasa, se usaron en la fabricación de cristal y jabón.

Últimamente están siendo atacados por una enfermedad de hongos, transmitidos por escarabajos, conocida como grafiosis. Lo curioso es que el hongo que produce esta enfermedad (Ceratocystis ulmi) convivía con el olmo desde hacía muchísimo tiempo, hasta que sufrió un mutación y apareció una nueva variedad del hongo mucho más agresiva que ha matado a millones de olmos en toda Europa.

 

Olmo con grafiosis en Morón

Olmo con grafiosis en la Avda. de la Hispanidad, Morón de la Frontera. Fotografías de José Pérez Dávila.

 

En Albacete se fumaron sus raíces secas.

Ornamental, presente en muchos parques y jardines.

Como curtiente por contener taninos.

Su fruto se ha consumido en ensaladas.

En Noruega se fabricó una harina para tiempos de hambruna.

Su madera se utiliza en carpintería, siendo empleada desde el tiempo de los antiguos griegos para fabricar puertas por la cualidad de no ladearse. También se fabricaron con ella barcos y muebles.

Su madera es comparada con la del roble por su dureza; así se emplea en minas y apeos de labranza.

Se han usado sus hojas como forraje para el ganado.

Como planta tintórea.

De sus cortezas se obtienen fibras. Con sus ramas se han fabricado cuerdas.

El té de Varsovia se prepara con sus hojas y fue utilizado por los ingleses en el siglo XIX para adultera el té de la India.

Las hojas de una variedad de olmo se utilizan en Rusia para un té.

Su leña es un buen combustible.

Sus flores son buscadas por las abejas.

Se ha utilizado para fijar terrenos.

 

PUBLICIDAD

 

Propiedades medicinales: De su corteza, por el tanino que contiene, se ha obtenido una pomada usada desde la antigüedad para enfermedades de la piel. Así mismo, su corteza se ha mostrado eficaz contra diarreas y fiebres.

Según Laguna: «Sus hojas y corteza tienen virtudes constrictivas. Las hojas con vinagre curan la sarna, sueldan cualquier herida, su corteza purga la flema y el cocimiento de las hojas o corteza de sus raíces suelda los huesos quebrados».

La decocción de sus hojas alivian las pieles irritadas así como llagas y heridas.

Su corteza es astringente y se emplea en enfermedades de la piel, en diarreas y disentería. Se ha usado contra el escorbuto, calenturas, ciática y úlceras. En Huesca se ha utilizado el agua de hervir su corteza y su jugo para evitar la caída del cabello.

La corteza se creía que curaba la disentería, el escorbuto, las calenturas, la ciática, el reuma, las ulceras cancerosas y las escrófulas.

Laguna nos dice: «El licor que se halla dentro de sus vejigas es valeroso remedio contra las quebraduras de los niños pequeños, aplicado debajo del braguerito en un poco de lienzo».

Por otro lado, el olmo es causante de un buen número de alergias.

Componentes: Su corteza contiene hasta el 3 % de tanino, junto con fitosterina, flobafeno, etc.

Historia: Por su gran utilidad, en el siglo XVIII el ministro francés Colbert mandó que se plantaran olmos en todas las carreteras de Francia. En España los borbones hicieron algo parecido aunque fue José Bonaparte quien más impulsó su plantación con el fin de obtener madera para la construcción de barcos de guerra.

En muchos pueblos de España se encuentran olmos en la plaza principal, bajo él se reunían los jueces y a cada lado las partes del litigio. Cuando el viento hacia caer la primera hoja indicaba quien ganaba por el lugar donde caía.

El poeta Virgilio mostró el modo de plantar olmos y vides juntos. Más tarde Quevedo escribía: «Estos olmos hermosos / a quien esposa vid abraza y cierra».

Fue muy propagado por los romanos, que usaban su madera para los arados.

 

Olmos en la Alameda y Esparteros.

Ejemplares en la Alameda y en Esparteros. Morón de la Frontera. Fotografías de José Pérez Dávila.

 

Leyendas y tradiciones: Los romanos lo consideraban símbolo del matrimonio por la unión del olmo con la vid, esposo y esposa.

Según la mitología, Aquiles se salvó por un puente de olmo.

Se ha considerado simbolizo la fe cristiana.

Es sagrado para los pueblos celtas, que lo creían poseedor de todos los secretos de la vida y la muerte.

En la mitología germánica, Odín creó a la primera pareja humana de un olmo y un fresno, siendo el olmo el masculino.

Los griegos creían que eran donde vivía la ninfa Ptelea que los protegía.

Los celtas llevaban a personas mayores, los días de luna llena, bajo los olmos para que recuperaran su juventud. Como creían en la reencarnación, enterraban a sus muertos bajo olmos para que después los orientaran.

Se lo considera un buen protector contra el rayo.

Por no dar frutos comestibles se le consideró árbol funerario.

En la Bretaña se creía que atando una pata de golondrina a una rama se atraía a todos los pájaros de los alrededores.

Ha sido considerado árbol sagrado —Madre Tierra— y era venerado porque sus raíces y copa unen la Tierra con el cielo, teoría usada por magos y alquimistas como relación entre el microcosmo (Hombre) y el macrocosmo (Universo).

Era considerado como una especie de Madre Tierra, como dios de la fertilidad.

En el nombre de los arboles significa belleza divina.

Berenice, figura mitológica, tenía una larguísima cabellera que cuidaba con jugos de olmo. Y era tan larga la cabellera que hoy se conoce una constelación como la cabellera de Berenice.

 

Olmo IES Fray Bartolomé

Olmo en el IES Fray Bartolomé en Morón de la Frontera.

 

Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.

Antonio Machado.

Localización: Alameda y algunos colegios, aunque antes existían ejemplares en casi todos los jardines.

 

José Pérez Dávila.

 

PUBLICIDAD

 

La Web de Agenda Atalaya utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Acceda al enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies