Palmito, palma enana, margallo

Nuestra flora | José Pérez Dávila

Palmito de Pérez Dávila

Familia: Arecáceas. Chamaerops humilis L.

Nombre: Su nombre viene del griego “khamaí” que significa pegado al suelo, bajo; “rhops” ramaje, leña menuda, por su porte pequeño, y “humilis” viene de pequeño, humilde. Así que su nombre científico significa “pequeño arbusto enano”.

Origen: El palmito es una de las dos únicas palmeras nativas de Europa (la otra es la datilera de Creta, Phoenix theophrasti) y la única especie del género Chamaerops. Se distribuye por el norte de África y el sureste y suroeste de Europa.

Descripción: Palmera pequeña que puede alcanzar entre 3 a 4 m de altura, ramificada desde la base o a veces con tronco único. Las hojas, de unos 50 a 80 cm de diámetro, palmeadas, divididas en numerosos folíolos (24 a 32) grisáceos o verde azulados, duros y terminados en ápices bifurcados. Los peciolos están recorridos en toda su longitud por espinas rectas de unos 2 o 3 cm de largo, de color amarillo.

Es una especie dioica (ejemplares masculinos y femeninos separados). Las inflorescencias, de entre 15 a 20 cm de largo, nacen al final de los troncos, entre las hojas. Produce pequeños frutos carnosos, redondos, de color verde inmaduros tornándose rojizos a negruzcos al madurar. Florece en primavera y los frutos maduran a lo largo del otoño.

 

Palmito. Nuestra flora

 

Cuando es joven puede confundirse con un Trachicarpus fortunei, Palmera de la Fortuna, sin espinas en el peciolo y más resistente al frío.

Hoy se considera a los palmitos mayores con un solo tronco como Chamaerops humilis variedad arborescens (Pers.) Steud., aunque se cree que es debido a la forma de cultivo, mientras que el clásico pequeño lo llaman Chamertops humilis variedad nana. Hay tres principales variedades, que son: Vulcano: sin espinas; Argentata de hojas azules con retoños basales y Cerifera llamado palmito azul por sus hojas azul claro.

Tiene un gran valor ecológico por su resistencia a la sequía. La planta es utilizada como refugio por muchos animales así como alimento y actúan como dispersantes de sus semillas.

Hoy es una planta con aprovechamiento regulado en varias Comunidades Autónomas, se considera amenazada en Cataluña y Extremadura y está protegida por ley en varias como Cataluña, Murcia y Valencia.

Exigencias: Es muy resistente a las temperaturas extremas, aunque su presencia indica la zona de vegetación Termomediterránea (plantas frioleras).

No soporta las heladas pero si la salinidad, la sequía y el viento. Crece en zonas secas o áridas muy soleadas. Puede vivir en todo tipo de suelos, ya sean arenosos o rocosos, incluso cerca del mar soportando bien los vientos salinos, pudiendo vivir desde el nivel del mar hasta los 1100 m.s.n.m.

Sus formaciones se llaman palmitares.

Usos: El cogollo del palmito se considera estimulante y afrodisíaco.

En Mallorca fabrican cestos con sus hojas. Con sus fibras se fabrica papel y como relleno de tapicerías.

En Andalucía se come las espatas a las que llaman higas o jijas y también sus dátiles, “palmiches o dátiles de zorra”, que son ásperos.

Sus hojas se utilizan de dos formas diferentes: cortada simplemente, se obtiene la palma negra (verde), y secada al sol pierde parte de su color aunque siempre queda algo verde.

Las hojas de los cogollos no se cortan, sino que se arrancan en verano y se dejan secar. Para conseguir una blancura aun mayor se colocan humedecidas en un lugar cerrado donde se quema azufre.

Hoy existe una industria que comercia los palmitos tiernos envasados como alimento, que se consumen principalmente en ensaladas.

Se fabrican espuertas bastas con sus hojas, mientras que las de sus cogollos, blancas, se emplean para trabajos más finos.

 

PUBLICIDAD

 

Con sus fibras se han fabricado paños bastos.

En Italia las yemas terminales y los cogollos de sus hojas tiernas son comidas en ensalada y las llaman cafaglioi; sus dátiles se consumen como golosina o postre. En el Magreb se comen sus raíces y se ha utilizado como sucedáneo de la zarzaparrilla.

Del palmito se obtiene en África “la crin vegetal o crin de África” mediante un laborioso proceso, y es utilizada para cuerdas o esteras; mezclándola con pelos de camellos se fabrican las telas de las tiendas, relleno de colchones, cojines y sombreros.

En Málaga se venden “los seretes de Istán”, recipientes de palmito prensado con el pan de higos en su interior.

En Ibiza, los típicos capazos están fabricados con hojas de palmito trenzadas y largas asas de cuerda.

Son muy antiguas las escobas de palma con su palo de caña.

En Gata de Gorgos (Alicante) son típicos los: “graneres, cabaços, catifes y cistelles” confeccionados con su hojas.

Se utiliza como ornamental en parques y jardines, a veces se pueden ver ejemplares de una altura considerable como el que se encuentra en la Huerta del Hospital de Morón de la frontera.

Se cultiva en invernaderos para la exportación.

Puede ser criado en macetas cuando es joven, siendo muy usada por ser muy atractiva para decorar patios y terrazas.

Es empleado para jardines de rocalla por no alcanzar una gran altura.

Por su sistema radical tan desarrollado es muy útil en zonas litorales para contener la erosión y para formar setos espinosos.

Propiedades medicinales: Los frutos son astringentes y han sido usados en medicina popular para detener las diarreas y todo tipo de flujos.

Los dátiles son emolientes, ablandan la tos seca y combaten los catarros.

Se recomienda tomar los dátiles muy maduros, hervidos con leche y tomados en el mismo tazón en que se ha hervido y bien caliente. Se tomarán tres tazas al día con seis dátiles en cada una.

 

CHAMAEROPS-HUMILIS-palmito-esparteros

 

Componentes: Contienen taninos y mananos.

Los dátiles contienen azúcares 60%, albuminoides 6 %, materias grasas 2´5 %, pectinas, gomas, celulosas y agua entre 15 al 20 %, además de vitaminas A, B y C, y ácido butírico.

Sus raíces contienen sacarosa y almidón, por lo que se ha usado como edulcorante.

Historia: En las pirámides de Egipto, así como en antiguos yacimientos de Israel se han encontrado cuerdas fabricadas con las hojas del palmito.

Se han encontrado cestos fabricados con hojas de palmito en excavaciones de minas romanas en Murcia que hoy se conservan el Museo Arqueológico Municipal de Cartagena.

Fue cultivado como ornamental en los jardines hispano-árabes.

Kuoni nos contaba cómo los presos de la cárcel de Palma de Mallorca fabricaban bellos objetos en pleita de palmito y que en Pollensa existía una fábrica que producía “crin vegetal”.

Domingo Badía, conocido como Ali Bey, describió en su novela Viajes por Marruecos el uso de la ‘crin vegetal’, que allí llaman spartum porque con ella se confeccionan cuerdas al igual que con el verdadero esparto (Lygeum spartum, que es una gramínea).

El ejemplar más antiguo conocido de palmito es el llamado palma di Goethe, “palmera de Goethe”, plantado hacia 1585 en Padua (Italia).

Leyendas y tradiciones: El dicho popular «estar como un palmito» indica que uno está elegante y limpiamente vestido.

Andrés Laguna nos dice refiriéndose al palmito “quien quiere comer el ave conviene que primero quite la pluma” por el gran esfuerzo que hay que hacer para quitarle las hojas y poder consumirlo; también nos cuenta que “despierta la virtud genital, y es propia para holgazanes” porque en la antigüedad gozaba de fama como afrodisíaco.

Localización: En Mas de Calaf, de Vilanova d´Alcolea (Castellón) se encuentra un palmito monumental.

En Can Solei, Barcelona hay un palmito con 13 brazos de 8 m de altura.

En el Parque Nacional de Doñana son famosos los palmitos de El Acebuche.

En Morón se encuentran silvestre por el campo, pero el ejemplar más llamativo por su tamaño se encuentra en la Huerta del Hospital.

 

José Pérez Dávila.

 

PUBLICIDAD

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *