Pino carrasco

Nuestra flora | Por José Pérez Dávila

pinus-halepensis

Familia: Pináceas. Pinus halepensis Miller.

Nombre: Halepensis se refiere a la tristemente famosa en la actualidad, por la guerra de Siria, ciudad de Alepo (Siria) como lugar de origen, aunque se duda de ello. Pinus significa relativo a pino.

Origen: Asia Menor.

Descripción: Es el pino más pequeño de los cultivados en España y también el que tiene la vida más corta, pues solo alcanza 300 años como máximo. Se diferencia de los demás pinos por el pequeño tamaño de su piña, además de la forma en general de su silueta o porte.

Segrega resinas para protegerse. Florece en primavera y sus piñas maduran en otoño.

El pino piñonero tiene forma de paraguas y sus piñas son mayores. El pino canario con sus resinas resiste plagas y xilófagos. El pino resinero es hoy muy empleado en medicina e industria.

En Sierra Nevada habita el pino negro, que se encuentra a elevadas alturas; es un pino que no dispone de defensas contra los insectos fitófagos —comedores de madera— porque estos no pueden vivir a esas altitudes por las bajas temperaturas; pero con el cambio climático, al aumentar las temperaturas en esas zonas, están siendo atacados y destruidos muchos de estos pinos.

 

Piña y pino carrasco en el Parque Borujas de Morón
Pino carrasco en el Parque Borujas de Morón. Foto de José Pérez Dávila.

 

Exigencias: No necesita muchos cuidados, pero sí contra la procesionaria (Taumetopoea pytiocampa).

Puede vivir bien en suelos pobres y secos pero no aguanta el frío; es muy inflamable y no ayuda mucho a formar suelo, aunque se usa para repoblaciones de terrenos.

Usos: De su resina se saca la trementina. La trementina se obtiene practicando incisiones en su tronco. La esencia de trementina se ha empleado como chicle y su destilación se ha usado como pez griega.

Su corteza es rica en tanino, por lo que en Argelia se usa para curtir pieles.

De la corteza, en Valencia, se prepara un líquido —la rosca— que usan los pescadores para juntar con él las redes y hacerlas más resistentes.

Los griegos usaban su resina para conservar vinos, darles sabor y evitar que se avinagraran. Su resina también se usa para cubrir las maderas y corchos de los recipientes que conservan vinos.

Sus semillas se han consumido con miel.

Quemando sus bolsas de procesionarias se usan como desinfectante.

Debido a su dureza, la madera del pino carrasco no suele emplearse en carpintería, por lo que solo se usa para fabricar cajas y traviesas de ferrocarril. Sin embargo, es buen combustible.

Es la especie de pino más usada en jardinería y muy utilizado para colonizar terrenos.

Se ha empleado en baños relajantes.

Se fabrica papel con su madera.

Propiedades medicinales: Los egipcios lo usaban por sus propiedades antiinfecciosas y conservadoras.

Los piñones provocan la orina. Con miel combaten la tos. La esencia de trementina puede resultar venenosa y subir la tensión pero es excitante del sistema nervioso, actúa sobre las membranas y mucosas y se emplea en el tratamiento de catarros crónicos y en diarrea atónica.

Exteriormente se ha usado contra la bronquitis crónica, neuralgias y reumatismo muscular.

Tiene propiedades tónicas, excitantes, diuréticas, anticatarrales y sudoríparas. Se usa contra la hidropesía, la retención de orina, sífilis, asma, escorbuto y escrófulas.

Wifredo Boué en su Tratado popular de las plantas medicinales dice: «los botones de pino se recomiendan para prevenir y curar la impotencia».

Aunque es antiséptico hay que usarlo con cuidado porque enrojece la piel.

Las agujas del pino son un buen protector capilar.

Se fabrica un alquitrán empleado para tratar la dermatitis.

La trementina es expectorante y balsámica.

Según Dioscórides su resina es un encarnativo, resolutivo y consolidante. Tomado por la boca expele las ventosidades y es buena para los dolores de costado y arenilla de los riñones. Comida alivia los dolores de los nervios y de las junturas. Cura todas las heridas, principalmente las de la cabeza.

 

PUBLICIDAD
Gran Café Central

 

Componentes: La resina suele estar compuesta de alcoholes, ácidos y aromáticas. La trementina está compuesta de ácido pimarínico amorfo, ácido pimarico cristalizado, ácido pimarólico, resenos, ácido succínico y agua.

Como se ha dicho ya, al destilar la resina del pino se obtiene el aguarrás, y con los residuos que quedan de esta destilación, la pez griega o calipodio.

Historia:  Fue cultivado en los jardines hispano-árabes.

Antiguamente las islas Ibiza y Formentera se llamaban Ptityoussai o islas de los pinos.

Los celtas lo llamaron árbol roca y árbol montaña por su cualidad de aposentarse en terrenos rocosos.

En la antigua India los sacerdotes, en el leguaje sagrado brahmánico, los denominaban pitu. En la antigüedad su resina era traída de lugares muy lejanos, recibiendo distintos nombres según su procedencia: colophonia si venia de Colophon, ciudad del Asia Menor; laricina si se traía de los Alpes.

El uso de la trementina como medicamento es muy antiguo, ya Dioscórides lo aconsejaba para combatir la tos y las bronquitis.

 

pinus_halepensis_cabo_da_roca-1024x768

 

Leyendas y tradiciones: Sus semillas tostadas y saladas se consideran afrodisíacas; en el Magreb, tomadas con miel a primeras horas del día, se considera un espermatógeno. Se creía que las piñas favorecían la fertilidad si se cogían la noche de San Juan.

Las bolsas de procesionarias —insectos parásitos del pino— se han usado en habitaciones donde ha muerto alguna persona, así como en los velatorios, para eliminar los malos espíritus.

En Cerdeña se queman sus ramas para devolver los hechizos a quien los ha enviado. En algunas islas griegas se emplean sus infusiones para exorcismo de las habitaciones.

En Grecia se colgaban máscaras de Dionisio de un pino plantado en medio de una viña, máscaras que el viento hacia girar y se creía que se facilitaba la producción de las vides.

Se consideraba que simbolizaba la unión de la tierra y el cielo.

Un bastón con una piña y una hiedra enroscada se usaba en la antigua Grecia en los cultos Dionisos.

La piña ha pasado de ser símbolo de la fertilidad a regeneración y la resurrección en los misterios dionisiacos de Grecia y finalmente de inmortalidad.

Fue consagrado a Cibeles, diosa de la fertilidad.

La piña simboliza perfección, el piñón maldad y el pino revolución.

Se creía que si una persona penetraba al anochecer en un bosque de pinos y permanecía allí toda la noche, al amanecer daría un paseo y, según el número de piñas caídas, sabría cuál es su número místico y secreto que gobernaría su vida.

En algunos lugares de Cataluña, en el solsticio de invierno, cortaban un pino y lo llevaban a la iglesia donde lo colgaban con la copa para abajo.

En Campllong el “pino de las tres ramas” es considerado el centro y símbolo del nacionalismo catalán. Cuenta la leyenda que un gigante conquistó Barcelona a los moros utilizando como arma un pino.

Localización: en Morón, IES Fray Bartolomé de las Casas, Hundidero, Parque Boruja y varios colegios.

 

José Pérez Dávila.

 

800xbuho
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *