Fortaleza Medieval de Olvera

fortaleza-de-olvera

 

Se asienta sobre el peñón más alto de la ciudad (623 metros de altura). Su planta es por ello muy irregular, a la manera de un triángulo alargado que se adapta a la forma misma de la peña, estableciéndose una única puerta de acceso, protegida por una barbacana y rematada con un escudo.

Este castillo se formó en torno a la ciudad medieval, siendo parte del sistema defensivo del reino nazarí de Granada. Fue construido a finales del s. XII por los cristianos sobre una fortaleza árabe, después de su reconquista por Alfonso XI, tras un duro asedio en 1327. Una vez finalizada la Guerra de Granada (1492) y perdido su valor militar, el castillo dejó de ejercer su función defensiva.

 

PUBLICIDAD

 

Posee evidentes rasgos cristianos en su construcción, producto de las numerosas remodelaciones que sufrió desde su conquista por las tropas castellanas. En la parte sur se alza la torre del homenaje, de planta rectangular y vértices redondeados, que constituye el elemento principal del  dispositivo defensivo del castillo. Su arquitectura muestra unos volúmenes macizos, sencillos y de gran pureza. Está construida en mampostería, con hiladas de piedras irregulares unidas con argamasa. La torre del homenaje cuenta con dos plantas, ambas cubiertas con bóvedas de cañón. El lienzo de la muralla conserva restos de dos torres, una semicircular y otra pentagonal, así como dos cubos semicirculares.

 

Los buscadores de tesoros

La búsqueda de tesoros fue una práctica olvereña, largamente mantenida en el tiempo. Estuvo motivada por la creencia de que los musulmanes habían dejado escondidos en el castillo y murallas diversos tesoros que no estimaron procedente llevar consigo al abandonar la localidad, tras su rendición al monarca castellano Alfonso XI, por el duro asedio a que la sometiera en julio de 1327. Tan falsa creencia llegó incluso a convertirse en una tradición local, pero sin resultado práctico alguno.

 

Fuente: Pedro Rodríguez Palma. Cronista Oficial de Olvera.

 

PUBLICIDAD

Arquitecto Juan Antonio Entrenas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *