«Lo que no se comunica no existe»
Gabriel García Márquez

Se estrena «La Isla de Dos Cielos», una oda a la esperanza

La Periférica / Compañía de Cómicos

«Es urgente que todas las familias sean conscientes de los problemas que estamos viviendo y, ojalá, como nosotros, sientan el deseo de poner su granito de arena en la solución». Este es el mensaje que quiere transmitir La Periférica / Compañía de Cómicos en el estreno de La Isla de Dos Cielos. En octubre (domingo 27, 18:00) la Bodega Antonio Fuentes de La Puebla de Cazalla acogerá la representación de la obra. Su autor es el reconocido dramaturgo Raúl Cortés (Morón de la Frontera, 1979).

Cristina Mateos, actriz que encarnará a Patacabra, nos da algunos detalles sobre el montaje.

 

 

En esta historia hay tres personajes con papel protagonista. Tres mujeres. ¿Cómo son ?

Son valientes, como todas las mujeres que ya, desde hace un tiempo, damos un paso al frente y luchamos por nuestros derechos y contra lo que nos parece injusto. Eso es lo que hacen las mujeres de La Isla de Dos Cielos , dar un salto al vacío, sabiendo que la fe que las pone en movimiento les servirá de red, y que, juntas, no podrán caer.

Las obras de Raúl Cortés siempre van bien despachadas de simbolismo e intenciones. Digamos que quien entra en sus letras no sale de igual forma. ¿Qué mensajes quieren transmitir con La Isla de Dos Cielos ?

Son tres los ejes principales de La Isla de Dos Cielos. El primero de ellos, la concienciación necesaria ante la emergencia climática. Y nos centramos en los niños porque pensamos que ellos son quienes más posibilidades tienen de cambiar la situación que padecemos. En segundo lugar, aparece el feminismo, pues, como decimos, las tres protagonistas son chicas, y lo que normalmente hemos conocido como el viaje del héroe, esta vez, son dos mujeres las que lo realizan. Por último, es muy importante para nosotros la relación con los más mayores; una generación que hoy está siendo pasada por alto, a pesar de que son, realmente, quienes más nos pueden ayudar.

El teatro es nuestro medio para dar nuestra visión del mundo.

Se trata de una obra de género familiar. ¿Qué sensaciones cree que generará su paso por los teatros? Es una obra divertida y, a la vez, emotiva. Esperamos que tanto niñas y niños, padres y madres, como abuelas y abuelos pasen un buen rato, riendo con nosotros y sintiendo lo que los personajes.

La Isla de Dos Cielos es «una oda a la esperanza». ¿Es el teatro social una forma de activar a la ciudadanía?

Sin duda. El teatro es nuestro medio para participar de toda lucha, para dar nuestra visión del mundo y mostrar aquello que nos parece importante. Además, es un medio bello, muy alejado de la violencia que predomina en nuestra sociedad, y que, además, puede animar la parte creativa que todos tenemos.

El Centro Social Julio Vélez da cobijo a numerosas historias relacionadas con la cultura y el activismo social. ¿Qué os está pareciendo la experiencia de ensayar allí?

Es un lujo poder crear en la sala de teatro que, hace poco, se inauguró allí. El Centro Social es un espacio ejemplar en muchos sentidos, desde la organización hasta la cabida que da a diversas expresiones y colectivos. La situación actual es muy rupturista, de hecho, hoy por hoy, conviven el arte y el sindicalismo, pared con pared, estableciendo un contacto entre dos mundos —el obrero y el artístico— que, tradicionalmente, han estado muy distanciados. En el Módulo Azul esas distancias, hoy por hoy, se diluyen hasta el punto de que, en muchas ocasiones, nuestros ensayos son escuchados por las personas que están en la sala de espera, antes de pasar a ver al abogado del SAT. Toda una declaración de principios.

 

Rosario Maldonado. 

 

 

Déjanos tu comentario

La Web de Agenda Atalaya utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Acceda al enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies