Sierra de Montellano

64

 

A pesar de que una gran superficie del territorio de Montellano se dedica al olivar y a los cultivos herbáceos de secano, el propio municipio está situado en las faldas de la denominada sierra de Montellano o sierra de San Pablo, formación caliza que se eleva hasta los 600 metros de altitud y en la que destacan formaciones boscosas de coníferas y de quercíneas junto a otras zonas de matorral.
 
En estas formaciones vegetales el pino carrasco (Pinus halepensis) junto al pino rodeno o resinero (Pinus pinaster) constituyen las especies dominantes. El Pinus pinaster, árbol que puede alcanzar los 30-40 metros de altura de porte regular en su juventud (copa piramidal) aunque en la madurez su porte es más variable, con la copa irregular y reducida a un tercio de su altura posee una característica corteza muy gruesa y resquebrajada de color rojizo. Sus hojas son aciculares, grandes y envainadas en grupos de dos. El pinar, acompañado de encinas (Quercus rotundifolia) y algarrobos, determina sobre la base de un sustrato calizo común un complejo cortejo florístico de especies arbustivas y herbáceas, (jaras, romeros, lirios, algarrobos, palmitos, rosaceas, aulagas, lentiscos, mirtos, majuelos, etc.), destacando quizás la presencia de alguna orquídea singular.
 
Caben destacar tres elementos singulares de esta formación serrana: el castillo de Cote, construcción defensiva, de original estructura arquitectónica del siglo XIII situado estratégicamente para la defensa del acceso desde el río Guadalete, los Tajos de Mogarejo, zona de gran valor paisajístico, declarada Monumento Natural por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, que posee grandes escarpes de más de 30 metros de altura y que mantiene gran riqueza en especies vegetales destacando el algarrobo (Ceratonia siliqua) como especie asociada al los primitivos bosques de encinas, y ,por último, merece señalarse la celebración, en la sierra de San Pablo, de la romería de San Isidro Labrador, fiesta popular del primer domingo posterior al 15 de mayo, declarada de Interés Turístico Nacional de Andalucía y en la que se disfruta de un día de esparcimiento en plena naturaleza.
 
Hacia el sur del término municipal, bordeando sus límites, encontramos el río Guadalete curso fluvial que surca la provincia de Cádiz, en cuyas riberas todavía perdura la frondosidad vegetal característica. Álamos, fresnos y tarajes flanquean su cauce, otorgándole gran valor natural y paisajístico, acompañando parte de su recorrido a la Vía Verde de la Sierra, corredor que conecta Puerto Serrano con Olvera, atravesando territorios de gran calidad natural, que describiremos más adelante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *