«Lo que no se comunica no existe»
Gabriel García Márquez

Sin Kalzones celebra su 25 aniversario presentando su primer disco

«Echamos de menos locales para tocar en directo»

Sin Kalzones celebra su 25 aniversario presentando su primer disco. La banda moronense recoge en este trabajo diez temas propios de rock and roll. Una apuesta segura para seguir manteniendo su identidad.

“25 años sin dar la vuelta al mundo” representa el espíritu de un verdadero grupo de música. Aquel que empieza y sigue unido por puro amor hacia lo que hacen. Sin Kalzones o SK, como también se les conoce, empezó de la nada y se hicieron con el calor de todo el pueblo. “En aquellos tiempos, había muy pocos grupos y nosotros gustábamos, la gente nos empezaba a conocer de tocar en los bares y colegios”, cuenta José Manuel Jaramillo, el Mejicano (guitarra).

La verdadera identidad de los Sin Kalzones está es su modo de ver las cosas. En alguna ocasión han comentado que el grupo es como un matrimonio a cuatro. Lidiar con cuatro puntos de vista no siempre es fácil. Una mezcla de rock and roll, punk, metal… que deriva en un potente combinado. Un “veneno” que muchos quieren beber. Los temas del disco hablan de amor, rock and roll, educación, migración…todas ellas en español, excepto Honey, cuya letra está en inglés. La música y letra la hacemos entre todos, aunque es cierto que Piru es el que acaba refinando las ideas.

Pero el grupo no siempre ha tocado canciones propias. Al principio y durante la mayor parte de su recorrido, han interpretado versiones de grandes éxitos de Guns and rosas y Beatles, entre otros. “Esta gente son los de Lola”, Mejicano cuenta que así se les conocía. Desde luego, este tema de Cicatriz  que escucharon por casualidad en uno de sus lugares de inspiración, Bar El Tapón, sirvió para animar las numerosas fiestas y verbenas a las que eran invitados.

Los componentes de SK son Eugenio Oliva, Negro (bajo); José Manuel Jaramillo, Mejicano (guitarra); Manuel Tinoco (batería); y Rafael Hernández, Piru (voz y guitarra). Tras 25 años juntos en la música confiesan que no hace falta dar la vuelta al mundo, Morón y sus alrededores les han brindado todo lo que necesitaban. “Tenemos muchos amigos y gente que nos sigue. Nunca nos hemos sentido solos”. Sin embargo, “ahora echamos en falta lugares en los que tocar en directo”. La Asociación Morón Rock está haciendo un bien extraordinario para la cultura musical de Morón, pero “ayudaría que hubiera locales donde la gente joven pudiera dar sus conciertos”.

En este cuarto de siglo han visto evolucionar el panorama musical de Morón. “Cuando empezamos no teníamos apenas referencias musicales en cuanto a grupos locales”. Además, “eran mucho más difícil ser curioso, había que adquirir revistas y música por correo”. Ahora, la gente “no es curiosa”. El Mejicano recordaba en la entrevista como fueron esos principios. “Ninguno tenía conocimientos previos ni instrumentos propios”. Con los primeros sueldos adquirieron los materiales y los temas que interpretaban “eran versiones a pedazos a las que le poníamos un final”. El cambio se produjo con la llegada de la batería: “Ahí las canciones empezaban a sonar”. Antonio Troya y Daniel Bersabé también fueron componentes de la banda. Dani fue el que prestó las primeras lecciones de acordes al resto. Con la llegada del Piru el grupo tomó seriedad. “Él fue quien nos reorganizó” y a partir de ahí todo comenzó a ir sobre ruedas.

En la historia de los SK también aparecen músicos de otras generaciones. Eugenio Arroniz, miembro de la mítica orquesta de Los Montana fue quien le prestó el primer amplificador de bajo a El Negro. Este disco, es además, a parte de un recopilatorio de sus mejores canciones, un agradecimiento a todas las personas que apostaron desde el primer momento por ellos. Especialmente, dan las gracias a sus familias, antiguos componentes, a los Mané, Andy Fairman, Paco Pavía, Tapón, Irene, etc. También a Domi Serralbo “siempre ha estado con nosotros”.

“25 años sin dar la vuelta al mundo” ha tenido tal éxito que a las pocas semanas ya se habían agotado las existencias. Sin Kalzones seguirá como estos 25 años atrás, ensayando y divirtiéndose en cada rato que pasan juntos. El futuro es impredecible y ya “era hora de dejar grabado nuestro primer disco”.

SK viene de tocar en diversos festivales como El Alternador de Montellano y numerosas fiestas y verbenas. Estudian la posibilidad de ir a futuros festivales y eventos que surjan. ¡Larga vida al Rock and Rock y a los Sin Kalzones!

 

 

Déjanos tu comentario

La Web de Agenda Atalaya utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Acceda al enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies