Rucio

Los micromonólogos de la boquita prestada | Antonio M. Morales

Rucio llama su dueño a este saco de pulgas que les habla. Como a veces sé pensar, púseme a cavilar sobre las incontables aventuras en que desguarecidos nos vimos mi querido Sancho y yo, sin posada y sin lumbre, más perdidos que un arriero en un salón de té. Y

Seguir leyendo