No, nada de casualidad

Peccata mundi. José Antonio Illanes

  Si la casualidad fuera solo una combinación de circunstancias que no se pueden prever ni evitar, la foto que acompaña a este texto sería exclusivamente producto del azar, de un encadenamiento de sucesos fortuitos y favorables, de providenciales combinaciones de perspectivas, luces y enfoques. Si la casualidad fuera solo

Seguir leyendo