«Lo que no se comunica no existe»
Gabriel García Márquez

Teatro en el Mar. «Antígona ex machina»

Jueves 16 en Mairena del Alcor


El programa Cultura a pie de barrios del Ayuntamiento de Marchena ofrecerá el jueves 16 de agosto (Casa Palacio. 21:30) una función de la compañía Teatro en el Mar con dramaturgia y dirección de Juan José Morales «Tate», y un cuerpo actoral compuesto por Lucía Hernández, Marisol Lérida, Irmina Majchrzak, Paula P. Vargas, Javier Rojas, Belén Sanz y el propio Juan José Morales «Tate».

«Antígona ex machina» es una revisión del texto clásico de Sófocles, con una dramaturgia y puesta en escena completamente nuevas. La obra trata temas como las relaciones de poder, la dialéctica del amo y el esclavo y la indefensión aprendida. La propuesta de la compañía traslada estos temas a contextos estéticos completamente diferentes. Dividido en cuatro momentos, Antígona atravesará los Ritos Órficos griegos, la Ópera Barroca Francesa, la Pasión de Cristo a través de la Semana Santa de Sevilla y la estética fascista Nazi.

SINOPSIS:
Una vez que Edipo es desterrado de Tebas, el trono queda vacío. Creonte, su cuñado, pretende alzarse con el poder y provoca una guerra civil. Los hijos de Edipo se enfrenten en bandos contrarios y acaban muriendo uno a manos del otro. Creonte prohíbe el enterramiento de Polinices, quien luchó en el otro bando, bajo pena de muerte por lapidación a quien entierre su cadáver. Pero Antígona, su hermana, se niega a aceptar esta ley por considerarla injusta, arriesgándose a morir lapidada.

NUESTRA ANTÍGONA EX MACHINA:
Antígona fuera de sí, más allá de sí, Antígona desde el espejo de nuestros ojos vidriosos y arañados desde los que vemos la verdad.
Antígona atravesando casi tres mil años de historia. Atravesando el arte, la filosofía, la cultura.
La mujer desgarrada del Uno Primordial. La mujer fuera del tumulto. La conciencia hecha carne. El verbo hecho hueco sonoro.
Nuestra Antígona es aquella del primer coro griego de los ritos órficos. Y es un bailarín más del ballet de Luis XIV en su corte. Es una estatua mitad Jesús mitad María. Y es una presa política de todas las guerras contemporáneas.
Su dolor no envejece.
Su lucha no envejece.
Su amor no envejece.
Ella nos canta desde dentro, nuestra sangre conoce la forma de representar la suya.
Nunca dejamos de ser la misma cosa.

 

Fuente: facebook.com/doslunas.teatro

Déjanos tu comentario

La Web de Agenda Atalaya utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Acceda al enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies