«Lo que no se comunica no existe»
Gabriel García Márquez

Viejo carnaval de sombras

Nuevo trabajo del dramaturgo Raúl Cortés

Ladran los perros: esa es la gran verdad que alumbra la época. Ladran los perros y es tan colosal el ruido, tan apabullante el desconcierto que ya no se distingue el sainete o la tragedia, la gloria o la blasfemia, la misa o la taberna. Se confunden los rostros, los nombres, los sueños… Cabalgan fantasmas, poco más. Y la vida, como la memoria, tan solo es un Viejo carnaval de sombras.

Y por eso este teatrillo de máscaras desfilan dos corazonadas: Los brazos contra el cielo vuelve del pasado para desenterrar el temblor de los proscritos, para liberar el grito que alma ahogó, para ver lo que los ojos, antes, quisieron evitar. Y solo queda caer, un disparate irreverente y grotesco que, a punta de carcajadas, clasifica y embalsama burocráticamente los despropósitos de la época.

Raúl Cortés (Morón de la Frontera, 1979) es dramaturgo y director de escena. Ha publicado La Tragicomedia del Gallo de Morón (2016), Retablo Incompleto de la Pureza (2014), que incluye las obras Muerte, Resurrección y Muerte y La mujer barbuda; Los Satisfechos (2012); Trilogía del desaliento (2010), integrada por Contadoras de garbanzos (2ª edición), No amanece en Génova y No es la lluvia, es el viento; Contadoras de garbanzos (2007), El Capitán Flick (2006) y Tagoror (2004). Acaba de publicar el ensayo Teatro Experimental Fontibón: poética, resistencia y misterio (2018), en Colombia y, en breve, varias de sus obras serán publicadas en México. Ha recibido varios premios nacionales e internacionales en reconocimiento a su trabajo.

«Lo que le da valor a la palabra es el silencio…». Y después de un tiempo de silencio, Raúl Cortés ha vuelto a hablar, y cuando él habla, el mundo no tiene más remedio que pararse, y sentir como sus ríos se desbordan porque ya no hay mar que los aguante.

Por eso, el mundo, ahora, vuelve a abrir sus ojos, bien grandes, y presta atención al Viejo carnaval de sombras que late bajo el nuevo lápiz de Raúl. Un lápiz imborrable, porque el rastro de su carbón llega muy hondo, porque nos lleva lejos, tan lejos que, no contento con emocionarnos —puesto que nos quiere felices— nos hará reír… Y nosotros sabemos bien que, de cualquier lugar (porque sí, este libro será un lugar…) donde nos riamos, podremos hacer nuestro hogar.

En este Carnaval hay dos desfiles; apenas se parecen, pero caminan por la misma calle, su gente está junta en esto, comparten problema, y asidero. En el primero de ellos se pasea por un mundo donde al oír la puerta guardamos silencio, y las gallinas apenas dan para medio puchero. Allí viven José y María. Allí tose él, allí calla ella. Allí, tierra de súbditos, levantan Los brazos contra el cielo, y nosotros que los vemos, ya no podremos bajar los nuestros.

Cuando Solo queda caer, ese instante, que puede ser eterno, es el que elige el segundo desfile para comenzar. En esta obra, en este universo, donde los personajes son puro esperpento, donde se ríen los unos de los otros a falta de un mejor espejo, donde tres pelos bastan para dar asilo a los piojos, Cortés nos arrancará lágrimas a base de carcajadas, y de ira. Porque sabemos que ahí, al borde del abismo, sólo hay dos posibles caminos…

Y es ese abismo, justo ese, el que todo lo abarca (pero no todo lo puede), al que el autor ha desafiado. Y quienes ya hemos tenido la suerte de leer estas dos obras (suerte que podremos compartir en septiembre, momento en que las librerías verán el libro), obras que son parte de un mismo Carnaval, o de las mismas sombras, sabemos que Raúl ya ha ganado, y tratamos de unirnos al juego. Porque ante el mundo de los personajes que él habita, que no es otro que el mundo real, mirando su reflejo, no nos queda más que reaccionar, ponernos en movimiento. Y desde esa acción, todos juntos, esperar a que él siga escribiendo…

Cristina Mateos.

 

La Web de Agenda Atalaya utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, Acceda al enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies